domingo, 30 de mayo de 2010

der Roserkavalier





Un mundo se acaba y otro va a dar comienzo.

Dos personas muy distintas entre sí, dos artistas, dejan constancia de ello, con una de las óperas más bellas jamás escrita y compuesta.

El creador del libreto Hugo von Hofmannsthal, hombre exquisito, amante de las bellas artes, descendiente de una familia vienesa aristocrática y culta, de origen austriaco, italiano, suabo y judío, que a los 17 años ya había asombrado al mundo literario de la capital del Imperio con una colección de poemas que la crítica comparó con los del joven Rimbaoud. El otro artista es el músico Richard Strauss, de familia burguesa, un hombre culto y sencillo pero sobretodo extraordinario, excelente, músico.
Tanto Strauss como Hoffmannsthal adoraban Viena, la vieja capital del Imperio Austrohúngaro, que representaba para ellos el último baluarte de la Europa decimonónica, la de las sonrisas de complicidad, la de los espíritus refinados, cultos y aristocráticos, a la que ven irremediablemente condenada a desaparecer, pero no quieren rendir tributo a la decadencia, prefieren hacer un homenaje en tono de farsa, pero con lágrimas en los ojos y dolor en el corazón.
...
Sophie,( en voz baja):
¿Donde estuve ya una vez y fui tan dichosa?
Octavian, (a la vez que ella y aún más bajo)
¿donde estuve ya una vez y fui tan dichoso?
Sopphie,
¡Alli he de volver¡ ¡Y tuviera que morir del todo en el camino¡
Solo que yo no moriré.
Esto está lejos. Es el tiempo y la eternidad
en un instante divino,
que no olvidaré jamás hasta mi muerte.
...
Fotografía: pfp

8 comentarios:

Allau dijo...

Pilar, me impactó mucho este diálogo cuando lo oí la otra noche. Pensé cuan cierto es que en el momento del enamoramiento (¡ay, tan breve!) desaparece el tiempo y el miedo a la muerte.

Anónimo dijo...

Al lugar donde fuiste feliz, no debieras tratar de volver...

silvia dijo...

Pilarita, soy Silvia, un beso

Barbebleue dijo...

El Arte verdadero nace en la Decadencia y se alimenta de Amor.

GLÒRIA dijo...

¡Qué inspirados han estado los comentaristas con el enamoramiento, la decadencia, el arte etc.
¿Qué podría decir yo?
El texto me ha gustado pero TU fotografía, que lo sepa Vd., me la voy a guardar en "mis imágenes". Prometo respetar autoría y titularla, por ejemplo: El "Der Rosenkavalier" de Pilar.

pilar dijo...

Allau,ese momento tan breve y tan intenso que persiste para siempre en nuestras vidas


Sr. del Castillo, a veces en la Decadencia si, a veces en el Esplendor, lo que es seguro que sin Amor no hay vida,sin Amor no hay Arte.

Silvita, hoy polemizo también contigo, ¿porqué no volver a esos lugares y recordar la Felicidad? aunque nos deje añorados...

Glorichu, el tiempo y la rosa, ¡cómo eres de agradecida¡ que sepas, que el reloj, "canta" y la "rosa" no era de plata pero tenía auténtico perfume de rosa.

un abrazo a todos y cada uno

assai dijo...

...Hablando de tiempo, estuve en una cena after hours Der Rosenkavalier Joaquim dixit, con "una marchalline estupenda"& Cia y, qué quieres qué te diga , me pareció estar ajena al tiempo en una madrugada encantadora.

Grazie mille por este estupendo post y ...!

pilar dijo...

gracias assai, es verdad que el tiempo en agradable compañía tiene otra dimensión...

un abrazo