sábado, 15 de mayo de 2010

verguenza


Garzón, instructor de las principales causas judiciales de la historia reciente en España, suspendido de funciones por investigar los crímenes del franquísmo.
esperpéntica justicia española, dios nos coja confesaos¡¡¡
Fotografía: Grupos sociales españoles de víctimas, de Derechos Humanos, Partidos políticos de izquierda, anónimos ciudadanos de a pie, se manifiestan indignados al pie de la Audiencia Nacional ayer tarde en Madrid.

14 comentarios:

Joaquim dijo...

Pilar la vergüenza no es suficiente, aunque pedir JUSTICIA parece un sarcasmo.
Entre todos nos están llevando al abismo.
¡Qué imagen de pena estamos dando!

pilar dijo...

lo sé Joaquim, lo sé, la verguenza no es suficiente, pero eso es lo que mayoritariamente sentí ayer en la calle, verguenza,IMPOTENCIA... Siguen ganando los de siempre, los fascistas, los corruptos... lo de menos es llamarse Garzón o Perico de los Palotes...

tag dijo...

Lo de Garzón es increible, la trama que hay montada en su contra, para destituirle como consecuencia de destapar el caso Gurtel, es bochornosa, de vergüenza propia y ajena.

¿Prevaricación? Al juez Garzón ¿Se le acusa de Prevaricación?

Y Carlos Fabra de Presidente de la Diputación en Castellón y Francisco Camps el "bien vestido", de Presidente de la Generalitat Valenciana.
¿A estos no les llega la justicia?

Ahi estan archivadas todas las pruebas que existen demostrando su corrupción, prevaricación, aumento considerable e inexplicable de patrimonio personal, adjudicaciones municipales más que sospechosas y no pasa nada.
Su amigo el juez Juan Luis de la Rua, lo absuelve.

Pienso que si queda algun politico decente en el PP deberían hacer algo para que no les salpique tanta indecencia y demostrar un poco de etica exigiendo ellos mismos la destitución de estos elementos.

Un besito

Josefina dijo...

Me uno a vuestro sentimiento de vergüenza, de impotencia, de decepción máxima... ¿qué hacer?
Como tu dices Pilar, ganan los de siempre !qué asco!

GLÒRIA dijo...

Pilar:
Lo dices todo y muy bien dicho en tu artículo y Joaquim, Tag y Josefina se unen, como yo, a esta insoportable indignación.
Todo es mentira.
Un abrazo muy fuerte.

Allau dijo...

Sin sentir especial simpatía por Garzón, pero sí por las causas que suele defender, me pregunto si nadie le va a tomar el relevo. ¿O es que todo quisque anda acojonado con la hidra del poder judicial? Mal andamos.

Titus dijo...

Comparto el mensaje de Allau y su pesimista conclusión.

pilar dijo...

acojonados no estamos Allau, estamos ACOGOTADOS... pero, yo espero/deseo/ que sí, que alguien coja, que se cogerá el relevo. Yo tampoco pongo la mano en el fuego por nadie, pero como bien dices sí, por las causas que se defienden, contra el fascismo, ¡¡¡a estas alturas¡¡¡ y contra tanta corrupción, porque sinó, solo nos queda el olvido y el olvido es vivir en la mismísima NADA...

gracias a todos por vuestros comentarios. Besos

okupa dijo...

Lo dijo Juan Cruz, y lo firmo

Dirán lo que quieran de la suspensión de Garzón como juez de la Audiencia Nacional, que acaba de conocerse. Pero apesta a venganza y produce vergüenza; el Consejo General del Poder Judicial, dividido ante el asunto, ha tomado la peor de las decisiones posibles, la que pone en tela de juicio la propia justicia y añade desconfianza a aquellos que creyeron que en esta instancia no iba a ponerse en evidencia la arbitrariedad. Garzón es un juez importante, que ha tenido en sus manos delitos gravísimos; ha querido investigar, según la ley de Memoria Histórica, sobre las atrocidades de la dictadura, y el diente lento de una justicia ahora bajo sospecha lo ha mordido insistentemente, hasta esta decisión vergonzosa de este mediodía. Hoy es un día extraordinariamente gris para la naturaleza de la democracia y para la vitalidad de las instituciones judiciales, que se echan encima un tremendo baldón. Un día malo.

kundry dijo...

El que un juez se convierta en estrella, o un médico, o un cura (aunque sea papa) me repugna bastante. Por eso nunca Garzón ha sido de mis devotos. Mucho menos cuando se metió a política y al salir trasquilado comenzó a denunciar lo que no había mentado hasta que dejó de ser ministrable...
PERO... desde lo primero a lo último que habéis escrito mis queridos blogueros lo suscribo yo mismo.
¡Qué razón tiene Allau! Y que poca esperanza de que la respuesta a su pregunta sobre el "relevo"sea SI.

maac dijo...

Pensábamos que no estaban y estaban agazapados, más de treinta años... A mí lo que me produce es miedo.

okupa dijo...

Estoy de acuerdo contigo Kundry; tampoco es santo de mi devoción Garzón, pero eso no cuenta en este caso a la hora de valorar lo que ha pasado.

De todos modos encuentro un lado positivo en todo este asunto: de una vez por todas el tema de la memoria histórica se ha de plantear sin sectarismo ( que la izquierda, y en Cataluña de un modo especial en mi opinión, lo ha planteado en ocasiones de este modo).Y evidentemente la derecha no debe dar pábulo a que se piense que justifica al franquismo, que a veces eso es lo que parece.

Las víctimas, despues de setenta años son de todos los ciudadanos españoles, son parte de nuestra desgraciada historia: las de las chekas y las de la dictadura y todas las familias tienen derecho al duelo.

DE todos modos si algo repugna de un modo especial ( aparte de que sean Falange y Manos Limpios los impulsores de la querella) es el tufillo de venganza corporativa que destila todo este asunto y que pone de manifiesto las miserias que asolan a un poder esencial del Estado de Derecho...¡Que asquito, la verdad!

Esdedesear dijo...

¡Alegría! Y no vergüenza es lo que siento, si me permites Pilar, cambiemos esa negatividad ¡A positivar! Y eso es lo que sinceramente siento, alegría de que exista Garzón, admiración por sus iniciativas históricas. Alegría de que haya quien mantiene la utopía, somos muchos, no es cuestión de ganadores o perdedores, es cuestión de ser o no ser. Somos y además somos más.
Sigo diciendo lo que ya me oisteis decir más veces, no conozco a Garzón, no conozco a nadie que lo conozca, y me parece banal seguir diciendo si es estrella o mediático, no deberíamos seguir ese juego, es el juez que todos deseamos que exista.
Ayer, a mi regreso de un fin de semana estupendo culminé con su discurso en París, son palabras "nada estelares y muy justas" de un hombre que solo puede ser bueno, descargadas de toda pretensión más allá de la justicia. No lo puedo colgar porque solo lo encuentro en un medio falsario.
Un abrazo alegre para todos.

pilar dijo...

gracias Conchita, me alegra mucho tu intervención, tu positividad espero que nos contagies a todos.

un abrazo.