miércoles, 12 de mayo de 2010

efectos de luz


Los impresionistas y en particular Monet, llevados por su obsesión de alcanzar un realismo extremo, fueron quienes sistematizaron el estudio de los efectos ópticos de la luz y de las variaciones de los fenómenos atmosféricos. Monet supo dar un paso más allá y atreves del estudio de luz como vibración del color, logró formular una profunda reflexión sobre la propia naturaleza de la pintura.


"El color debe su luminosidad a la fuerza del contraste más que a sus cualidades propias,[...] los colores primarios parecen más luminosos cuando se contrastan con sus complementarios" (C. Monet)


A Monet le interesaron de manera especial las horas del amanecer y de la puesta del sol, los dos momentos en los que la luz adquiere cualidades más pictóricas, pero también representó "efectos nocturnos", tan frecuentes en el repertorio de los románticos .
...
Fotografía: Negro rojo y negro. 63x85, óleo y papel encolado sobre lienzo. obra de Mark Rothko:
"Al artista le resulta difícil aceptar la hostilidad de la sociedad hacia su trabajo, pero esa misma hostilidad puede ser un acicate para la auténtica liberación. Ya liberado de un falso sentido de seguridad y de pertenencia a una comunidad, el artista puede abandonar su cuaderno de apuntes plásticos del mismo modo que abandonó otras formas de seguridad. Tanto el sentido de seguridad como el de comunidad dependen de lo conocido. Cuando se libra de ellos, se hacen posibles experiencias trascendentales". (Mark Rothko)

3 comentarios:

Josefina dijo...

!Qué interesante reflexión sobre el artista! Así, en la vida y sus manifestaciones, dejar las falsas seguridades y la conveniencia de pertenecer por ello a una comunidad determinada, es un paso adelante hacia el crecimiento personal en plena libertad...
Bueno, sigo pensando.

CAS dijo...

Las vibraciones del color...quizá las vibraciones de nuestra alma tengan que ver mucho con ese miedo que nos ocasiona la no aceptación, sin embargo qué cierto es cuando aunque más no sea en una pequeña porción, nos liberamos de ese yugo y nos dejamos fluir. Tanto este post tuyo, como algo que acabo de leer sobre la fe, me han dado mucha fuerza para continuar el día, la semana... y algo más también.
un abrazo.

GLÒRIA dijo...

Es precioso el cuadro. He imaginado su función como señal de tráfico. No sé qué podría indicar pero sería impactante. También me gusta, cómo no, tu didáctico texto y el apunte del pintor. Es cierto que la creatividad no debe permitir que se la mediatice con opiniones ya sean hostiles, ya sean halagadoras. La pureza del acto creativo consiste en una introspección total. ¡ Vaya sentencia me ha salido! Perdónadme todos.
Pilar, para ti un beso luminoso.