martes, 19 de agosto de 2014

el mal




Mientras los escupitajos bermejos de la metralla
van silbando todo el día por el inmenso azul cielo;
y que escarlatas y verdes, junto al rey que les desaira,
se hunden los batallones en masa aguantando el fuego.

Mientras que una locura, horripilante, destroza
y convierte cien mil hombres, en humeante rimero;
-¡Pobres muertos! en verano, en la hierba, en tu alegría
¡Natura! ¡Oh tú que hiciste estos hombres santamente...-

-Existe un Dios, que se ríe del mantel adamascado
del altar, y del incienso, y de cálices dorados
y que en la mecedura de los hosannas se duerme;

pero se despierta cuando ve las madres que se agrupan
con su vieja cofia negra, angustiadas llorando
y le dan la perra gorda, en su pañuelo anudada.



Arthur Rimbaud


Fotografía: Human Snake. Obra de Sigmar Polke

lunes, 4 de agosto de 2014

¡está lloviendo sangre¡ BASTA



"Nos llaman ahora. 
 Antes de lanzar las bombas. 
El teléfono suena 
y alguien que sabe mi nombre de pila 
llama y dice en perfecto árabe
"Soy David."
Y en mi estupor de explosiones sónicas y sinfonías de cristales rotos
todavía aplastando mi cabeza.
Pienso, "¿Conozco algún David en Gaza?"
Llaman para decir
Corre.
Tienes 58 segundos desde el final de este mensaje.
Tu casa es la próxima.
Para ellos es cortesía en tiempos de guerra.
No importa que no haya ningún sitio hacia donde correr.
Nada significa que las fronteras están cerradas
y tus papeles no valgan nada
y te marquen solamente para una cadena perpetua
en esta prisión junto al mar
y que en los callejones estrechos
hay más vidas humanas
apretadas una junto a la otra
que en cualquier otro lugar de la tierra.
Sólo tienes que correr.
No queremos matarte.
No importa que
no puedas devolvernos la llamada
para decirnos que las personas que buscamos no están en tu casa
que no hay nadie más aquí
excepto tú y tus hijos
que están animando a Argentina
compartiendo el último trozo de pan de esta semana
contando velas en caso de corte de luz.
No importa que tengas niños.
Vives en el lugar equivocado
y ahora es tu oportunidad de correr
a ninguna parte.
No importa
que 58 segundos no sean suficientes
para encontrar tu álbum de boda
o la manta preferida de tu hijo
o la solicitud para la universidad
que casi ha rellenado tu hija
o tus zapatos
o para reunir a todos en casa.
No importa lo que hayas planeado.
No importa quién eres.
Demuestra que eres humano.
Demuestra que te paras sobre dos piernas.
Corre".
   
Poema escrito el pasado 22 de julio por la poetisa palestino-norteamericana Lena Khalaf Tuffaha

martes, 29 de julio de 2014

prado en verano


PRADO EN VERANO

Preñado de azulada existencia,
tembloroso, desciende
lo invisible, tembloroso,
al prado que se agita:
aliento del sol en el patio de las montañas
y alzado a las esferas día tras día,
calor tras calor,
el corazón tembloroso.
Invisible la nube
que me lleva

Hermann Broch  (1933)


Ilustración: pfp 

lunes, 21 de julio de 2014

Confesiones de un burgués


(...) Yo tenia dos años cuando a la niñera se le escurrió mi hermana recién nacida, que cayó de cabeza y afortunadamente murió en el acto. Desde la tragedia hasta el nacimiento de mi hermana menor, que se produjo cuatro años más tarde, mi madre me mimó de una manera exagerada. Me vestía con cuidado, me hacía regalos carísimos y mantuvo mi camita al lado de la suya hasta que cumplí los seis. Inventaba juegos para mí, me confeccionaba disfraces maravillosos que cuando los lucía provocaban la envidia de todos los niños del edificio;(...) Este idilio duró hasta que cumplí seis años. Entonces mi hermana menor ocupó mi rango y mi sitio; a lo mejor fui yo el único en darme cuenta, pero era obvio que algo había cambiado porque yo ya no era la persona más importante de la familia y tuve que replegarme en un exilio voluntario.

(...) Es una empresa harto dudosa intentar explicar el diagnóstico de una vida con arreglo a una sola herida, como si ésta fuese un foco de infección, y afirmar que allí tienen su origen todos los problemas y las miserias. El nacimiento de mi hermana fue el desencadenante o el causante de mis "heridas"; el hecho es que, tras perder mi trono, me separé de la familia, busqué nuevas comunidades y empecé a recorrer mi propio camino. (...)


Sándor Márai. Confesiones de un burgués


Ilustración: Almada Negreiros. Lectura

miércoles, 16 de julio de 2014

bóvido


hace mucho calor, moscas y tábanos aterrizan y despegan desde mi lomo sin descanso, niños de un campamento cercano no paran de gritar mientras se mojan en el río, pasan coches y motos estruendosas por la carretera cercana. No es tan fácil para una vaca descansar plácidamente en una tarde de verano; maldición, ¡hay días en los que se me tuerce un cuerno¡...


Fotografía: Vaca, pfp

jueves, 10 de julio de 2014

para leer en verano


IN MEMORIAM

Al estallar la guerra,  yo tenía
catorce años y dos meses. Poco
pensé en ella al principio. Andaba a vueltas
con algo que me sigue pareciendo
más importante. Había descubierto
Les Fleurs du Mal, lo que es como decir
la poesía, ciertamente, pero
hay algo más -no sé qué nombre darle-
y es lo que importa. ¿Rebeldía? No.
Aunque así lo creía. En el regazo 
de un avellano, el centro de un rosa
de hojas muy verdes, mustias, como piel 
arrancada a una oruga, allí, tendido
en pleno corazón del universo,
en feliz rebeldía me espesaba
mientras todo el país era un chasquido,
de rebeldía y contrarrebeldía,
no sé si muy feliz, pero sin duda
más revuelto que yo. ¿Tal vez la vida
moral? Tal vez, 
pero es muy ambiguo. (...)

Gabriel Ferrater  (traducción del catalán Pere Gimferrer)

Mujeres y días

Seix Barral 


Fotografía: Gabriel Ferrater a los cinco años con su tata.

martes, 1 de julio de 2014

verano


el verano, además de mar y arena, puede ser el final de un sendero en la montaña, los colores de unas flores inclasificables, los verdes muy verdes de la hierba alta, el tronco de un castaño, el de un chopo, o el de un cerezo silvestre...

¡feliz verano¡


Fotografía: Valle de Ezcaray, pfp