martes, 15 de junio de 2010

la ruina



aquí vivió alguien muy poderoso, fue capaz de engañar, de corromper, de arrasar con la vida y con la esperanza de media humanidad...

pero,


los cañonazos de la fachada, son cromáticos, como la sangre que invade la parte inferior del lienzo...





Fotografía: obra de Sigmar Polke. Die Ruine, 1994. Lacas sobre tela de poliester, 500x300 cm. Representa una fachada parcial, neoclásica, conformada con un punteado utilizado por Polke en muchas de sus obras. (Podeís clikar la foto para verla con detalle).

6 comentarios:

Joaquín Jesús dijo...

"Los hombres buenos se olvidan con sus cenizas, los malvados perduran en el recuerdo de sus obras".

W. Shakespeare
Julio César

Allau dijo...

Pilar, se ha tenido que morir Polke para que empiece a conocerlo; pero me está gustando mucho.

Josefina dijo...

¿Sabes Pilar? No sabía nada de él, pero no sólo lo descubro, me hace reflexionar los acontecimientos de este mundo, desde otra óptica, la suya que me está gustando mucho.
En su obra y en detalle quizás, por proyección de mi mente, he visto muchos rostros de personajes históricos y otros, la inmensa mayoría no conocidos, envueltos en su propia ruina...o la ruina en la que todos podemos estar algún día si no despertamos a tiempo!!

GLÒRIA dijo...

Pilar:
Como bien dice Allau, ha tenido que morir Polke para que yo lo conociera
pero
quiero ser justa:
Has tenido que existir tú y tu Gran Formato para que Polke fuera para mí un gran e interesante artista.

Besos.

Allau dijo...

Tiene mucha razón Glòria. Leí su obituario en la prensa, pero si no llegas a darle cuerpo, imagen y color, seguramente no lo hubiese descubierto.

pilar dijo...

Joaquin Jesús, contundente, pero no puedo estar en total acuerdo con esta frase que Shakespeare pone en boca de Julio Cesar...

Allau, Josefina, Gloria, gracias a vosotros por vuestra atención. Polke, siempre me gustó y me interesó mucho pero hace unos meses tuve la suerte de asistir en Hamburgo a una macro retrospectiva suya que me entusiasmó, no tenía idéa de que estuviera tan enfermo,y he sentido mucho su muerte. Me alegro que os guste, y no dejéis de ver su obra en directo, en la primera ocasión que se os presente, os entusiasmará estoy segura, sus grandes formatos, sus colores, su imaginación, su humor, su crítica, su Arte...