lunes, 27 de septiembre de 2010

con ellas empezó lo contemporáneo


Con independencia de lo equívoco del titulo y lo confuso del tema, Les demoiselles d´Avignon es una obra de empeño, que Picasso trabajó después de una larga gestación, y para la que realizó diecinueve esbozos, diversos cartones de figuras sueltas y multitud de dibujos que recogen todas y cada una de las figuras y elementos, desde diferentes ángulos y posiciones.
Las dimensiones del cuadro 2,44 x 2,33 , eran las mayores con las que hasta el momento se había enfrentado el pintor. Con rara unanimidad tanto los defensores como los detractores del arte moderno, lo reconocen como el punto de arranque del Cubismo y del arte contemporáneo en general.
La radical innovación de este cuadro no significa que no tenga deudas con el arte precedente. El cuadro en primer término presenta un bodegón, (quizá un homenaje a Cézanne), y para los antecedentes de las figuras femeninas hay que remontarse al arte egipcio para la figura de la izquierda, colocada de perfil, a la escultura ibérica para las figuras centrales , y al arte africano para las dos figuras de la derecha, con sus salvajes distorsiones y violentas hendiduras, más propias de una talla a hachazos que de una pintura.
Las innovaciones afectaron también a la relación de las figuras con el espacio circundante, presentando tanto figuras como objetos en un mismo plano, con el espacio facetado y fragmentado en planos recortados e iluminados irregularmente, en una superficie bidimensional, con la que Picasso destruye la perspectiva tradicional y da paso a lo que posteriormente se llamará visión simultánea.
...
Fotografía: Les demoiselles d´Avignon. Obra de Pablo Ruiz Picasso. (1907)

8 comentarios:

Allau dijo...

Nada, Pilar, vente a pasear ahora por la calle Avinyó. Poco cubismo encontrarás, pero a principios del siglo XXI parece ser que lo que más necesitamos es ropa. Nunca me había fijado que en primer término hay un bodegón. ¡Gracias!

GLÒRIA dijo...

Pilar:
Gracias por acercarme, con un precioso texto, a un Picasso que ya me gustaba lo suyo y que, con tu ayuda, me ha entusiasmado.
Pues hoy, besos cubistas. Fácil me lo has puesto.

Anónimo dijo...

Bello cuadro y breve pero detallada descripción, con el detalle del bodegón como también apunta el gran Allau y la conexión africana...y después de asistir a la inolvidable opening gala del Met (Das Rheingold) es un gran final de día. Moltes gràcies.

Amfortas

okupa dijo...

MARC FUMAROLI - Pensador y ensayista
"No llamemos arte al arte contemporáneo"

La historia no tiene un sentido determinado y el arte contemporáneo no merece ser llamado arte. Marc Fumaroli (Marsella, 1932) ha estado en Barcelona para presentar París-Nueva York- París. Viaje al mundo de las artes y de las imágenes (Acantilado), "un panfleto erudito", en palabras de su editor, en el que vuelve al eterno debate entre los antiguos y los modernos.

http://www.elpais.com/articulo/cultura/llamemos/arte/arte/contemporaneo/elpepicul/20100928elpepicul_1/Tes

Barbebleue dijo...

"No hay derecho a utilizar la palabra arte para lo que se llama el arte contemporáneo, no lo llamemos así; habrá que inventar otra palabra, tal vez entertainment para millonarios" frase completa de Fumaroli

Picasso ya no debe ser contemporáneo... porque Arte sí es.

CAS dijo...

Esta pintura, conocida por mi, hoy adquiere más significado y profundidad a partir de tus acertados apuntes con que una vez más tengo el placer de ilustrarme. un abrazote.

alfredo dijo...

Pues, a mí, me emociona.
¿Cómo se le llama a eso...?

Besos

pilar dijo...

a Fumaroli, como a casi todo el mundo es mejor no sacarlo de contexto con una sola frase...más diría, ni con toda la entrevista... dice cosas de perogrullo, otras para reflexionar y otras sencillamente para olvidar...

yo, remataría diciendo, que en lo contemporáneo mal que les pese a algunos, también hay ARTE.

gracias a todos, besos