jueves, 26 de diciembre de 2013

Étienne-Martin



Étienne-Martin modeló una serie de esculturas de yeso (fundidas luego en bronce), tituladas Demeures (Moradas) La serie estaba inspirada en los recuerdos de la casa familiar. 

La casa, hábitat o habitáculo, es el lugar de vida, cuya apariencia exterior y fisonomía remiten a un interior. Las variaciones de Étienne- Martin sobre el recuerdo de su casa natal, (Loriol, en el Drôme), llamadas Demeures son el desarrollo de una idea del habitat como dibujo y recorrido de una biografía real e imaginaria.

El recuerdo de la casa materna se dotó de sentido, gracias al texto de Bachelard sobre el imaginario del hogar (la primera casa, amada u odiada, que marca, desde entonces, para bien o para mal, nuestra manera de seleccionar y ocupar las sucesivas casas por las que pasamos, y de habitarlas).
Por otra parte, los recuerdos de su estancia en un bunker, durante la Segunda Guerra Mundial, tras su liberación de un campo de concentración en 1941, asociaron formas opresivas a la que se une la extraña sensación de seguridad que proporcionaban.


Sus Moradas están compartimentadas, como los panales o castillos laberínticos. Recogidas sobre sí mismas, abiertas y cerradas al mismo tiempo, evocan formas orgánicas, cálidas y húmedas, pero también espacios atrincherados donde no es fácil desplazarse. El ciclo comprende una veintena de esculturas (dos de las cuales quedaron en proyecto), y en 1967  un Abecédaire le dio su nomenclatura. Étienne-Martin elaboró y repitió incansablemente el esquema de la casa de su infancia.
La casa es tripartita: "casa Norte" color azul, "casa Sur" rojo y "casa Este" verde. Un sistema de correspondencias atribuye un nombre a las veinticuatro piezas o espacios; (habitación de los pájaros, habitación del Levante, Alcoba del corazón, escalera del lucernario)...y vincula cada uno a una letra del alfabeto, a un año o periodo del artista, a una obra específica. 

Un trabajo llevado a cabo para superar una fascinación.


Étienne Martin en su taller (1913-1995)

3 comentarios:

gloria abras pou dijo...

Otro artista desconocido para mí y que tú desencriptas para el placer de todos.
Me encanta la casa y los distintos nombres de sus habitaciones.
Yo también estoy compartimentada y hoy te envío besos desde la habitación del mar.

Barbebleue dijo...

resulta curioso, y fascinante, como a muchos artistas les encanta estructurarse; a Rimbaud se le ocurrió asignar un color a cada vocal, en su célebre soneto...

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/c/c5/Rimbaud_Voyelles_caricature.jpg

pfp dijo...

yo tampoco conocía a este artista, me ha gustado esa dedicación por recrear y ordenar su "casa",... Voy a ver que saco en limpio, que yo tengo la mía como "las maracas de Machín"

gloria, barbazul, besos para los dos