viernes, 27 de mayo de 2011

noche de primavera



Aquella noche primaveral, conducía despacio por una oscura carretera comarcal ... pequeñas luces brillaban en la lejanía, de vez en cuando los ojos verdes fosforescentes de algún animalillo cruzaban asustados,... una luna menguante iluminaba con suavidad la noche... paró en un camino que cruzaba la calzada y apagó los faros del coche, salió y estiró los brazos, mientras daba unos pasos desperezados al borde de la carretera, miró hacia al cielo, estaba radiante, se sentó sobre el capó... la noche era un espectáculo increíble... miles de millones de estrellas lucían sobre él, inmutables, eternas... ¿sería tarde para empezar de nuevo?

pfp


Fotografía: Estrellas, obra de Miró






7 comentarios:

alfredo dijo...

Siempre me he preguntado la cantidad de figuras que habría dibujado Miró, para llegar a esa síntesis de una línea y unos puntos.
Delante de ese firmamento mironiano, empezar de nuevo es posible.

Besos

Barbebleue dijo...

... desde el ardiente capó, Miró las estrellas y pensó:
"es demasiado tarde para parar ahora"

bicos, pfp

Josefina dijo...

Y comenzó una nueva etapa en la que nunca había pensado.
Fueron las estrellas las que le Miraron a él.
Así fue...
Un beso, Pilar.

pilar dijo...

yo creo que Miró llegó a las estrellas desinhibido, feliz, y así las pintó...cada cuadro era "empezar de nuevo"... prerrogativa de algunos artistas

Josefina, Alfredo,besos a los dos, a Barbazul bicos

GLÒRIA dijo...

Con aquel cielo y sus estrellas habñia que intentarlo.
Siempre descubro que Miró no me disgusta cuando alguien como tú me lo muestra así, sin más. Es un cuadro precioso y perfectamente subrayado por tu texto.
Besos forzosamente azules.

anonimo dijo...

Curioso que yo, que soy un neófito en pintura (no sé nada de nada de pintura, sí de fotografía) aunque soy sensible a ella, claro y me gusta Miró desde pequeño, no veo nunca nada en Miró más que pura abstracción geométrica. Es decir que en este cuadro de la foto, que me gusta su color y su grafismo, sólo veo el color y la geometría y las formas y además no quiero ver más por mucho que estrellas sean y brillen negramente sobre el fondo azur.

pilar dijo...

Miró, como algún otro artista de su generación, por ejemplo Tapies, me atrapó un día sin pensarlo, sin yo buscarlo,y así es como surge el amor, el amor a la pintura al menos...

Gloria, anomino, os deseo todos los colores en esta mañana de domingo.