martes, 3 de mayo de 2011

Fénéon, Félix, II




Juzgando a su hija (de 19 años) demasiado poco austera, el relojero estefanés Jallat la mató. Es verdad que le quedan once hijos más.
*
En los Jobards (Loiret), el señor David, furioso de que su mujer sólo le amase a él, la mató a golpes de horquilla y tiros.
*
Un exceso de láudano no le procuró más que cólicos al arquitecto Godefoin, de Boulogne. Sea: se ahogaría. Pero le sacaron del agua.
*
Encendido por su hijo de cinco años, un cohete de señales ferroviarias estalló bajo las faldas de la señora Roger, en Clichy; el estrago fue considerable.
*
El examen médico de un muchachito encontrado en una zanja de un arrabal de Niort muestra que sólo tuvo que sufrir la muerte.
*
Por juego o en un deseo de incendio, fue fusilado nocturnamente, en Bonnières, un mechero de gas próximo a una cuba de petróleo.
*
"¡Morir a lo Juana de Arco!", decía Terbaud desde lo alto de una hoguera hecha con sus muebles. Los bomberos de Saint-Ouen se lo impidieron.
*
Como en los tiempos mitológicos, un macho cabrío asaltó a una pastora de Saint-Laurent en el lecho del río Var, donde ella apacentaba sus animales.
*
No es por la ventana por donde se entra de noche en casa de Yolanda de Montaley, en Meudon; así que ella gritó, y sólo se llevaron su cofre.
*
El mendigo septuagenario Verniot, de Clichy, murió de hambre. Su jergón ocultaba 2000 francos. Pero no hay que generalizar.





Félix Fénéon





traducción
de Vicente Molina Foix










Fotografía: Niágara, 2000,óleo sobre tela 304,8 x 426,7 cm. obra de Jeff Koons. Museo Solomon R. Guggengeim New York







2 comentarios:

Barbebleue dijo...

"... habría que meterse en la cabeza que la tarea suprema del hombre no es la instrucción ni la civilización sino la libre creatividad" (P-J Proudhon)

¡estos descamisados...!

pilar dijo...

con o sin camisa, más razón que un santo este Proudhon...

vale Barbazul, esta me ha gustado mucho, par de besos