martes, 18 de enero de 2011

revivir a través de la imagen. img 3


Los egipcios creían que el cuerpo debía ser conservado para que el alma viviera en el más allá, también sabían que no era suficiente, creían que si también se peremnizaba la apariencia del faraón, con toda seguridad éste continuaría existiendo para siempre. Los egipcios denominaban al escultor, El-que-mantiene-vivo.
Los ritos funerarios y escultóricos reservados a los faraones se extendieron a los nobles de la casa real que pronto tuvieron sus tumbas menores agrupadas en hileras alrededor de la del faraón, en las que se albergaría su momia y su apariencia vital. Algunos de estos primitivos retratos de la edad de las pirámides se hallan entre las obras más bellas del arte egipcio.
La estricta concentración en las formas básicas esenciales, el conocimiento de la figura y su significado, la simplicidad junto a la solemnidad, son características destacadas de los artistas egipcios, junto a la perfección.
La misión del artista era, la representación con la mayor claridad de todos los elementos de la obra. No tomaban apuntes de la naturaleza, dibujaban de memoria tras una aguda observación de la realidad. El arte egipcio no se basa en lo que el artista podía ver en un momento concreto sino en lo que él sabía que pertenecía a una persona o escena.
...
Fotografía: El jardín de Nebamun, 1400 a.C. Pintura mural en una tumba de Tebas, donde se muestra un jardín con un estanque. Representado sencillamente desde arriba, los peces y los pájaros se dibujaron de perfil para que pudieran ser reconocidos, así como los árboles representados desde el lado. Este sistema de representación no le privó al artista egipcio de observar los detalles de la naturaleza con sorprendente exactitud. Cada pez, cada pájaro, cada árbol está dibujado con tanta fidelidad que los zoólogos pueden reconocer sin dificultad su especie.
...
ps: clikar la imagen para verla con detalle


6 comentarios:

Esdedesear dijo...

No tendré tiempo de investigarlos pero siempre tengo enormes interrogantes acerca de culturas primitivas,en el sentido de anteriores claro. Por ejemplo ¿solo merecía la pena que siguiera viviendo la aristocracia? Eran más o menos listos, entonces, los pobres y menesterosos? ¿El tiempo real era más extenso en épocas pretéritas, puesto que las obras "faraónicas" no se levantaban de la noche a la mañana?
Un largo etc. de interrogantes. Que venga el faraón que aún viva y nos lo cuente, porfa. Un beso.

pilar dijo...

no sé querida Conchita si el faraón nos sacaría de tus dudas...

parece que en ese pasado grandioso, distante y a veces también horrendo, existió la costumbre de que al morir "el poderoso" sus criados, y esclavos le siguieran con él a la tumba para llegar al más allá en "conveniente compañía" (asuntos domésticos supongo, cocinar, poner lavadoras, la compra,etc) por lo que estos últimos eran sacrificados... El Arte constituyó su rescate, en lugar de criados reales, a los poderosos les ofrecieron las imágenes como sustitutos (alguna mente bienpensante digo yo que sería)... por otra parte necesitaban gente a toneladas para construir pirámides y esfinges...el tiempo real debían ser jornadas "laborables" interminables...la posibilidad de pensar en otra vida mejor, diferente, inesistente, ¿con qué, con quién comparar?...

¡que camino tan largo llevamos recorrido¡

Barbebleue dijo...

Formidable y hermoso sincretismo: el agua como generadora de vida y el arte (escultórico) como trascendencia.

"Al-que-mantiene-vivo le porfío
mi estatua eterna ante el estanque,
para en su reflejo ser siempre dos,
dos para perdurar en tus dos ojos"
-barbelaire-

pilar dijo...

formidable este poeta que desconocía... ¿en qué editorial publica?

Esdedesear dijo...

Casualité: " Los griegos y los romanos cubrían sus costosas sepulturas con adornos, representando fiestas, danzas, bodas, cacerías, luchas de animales, bacanales, es decir, las escenas más animadas de la vida, representadas, no sólo bajo la forma de estas escenas, sino también grupos voluptuosos y hasta en el ayuntamiento de sátiros y cabras. El fin que se proponían era indudablemente apartar el pensamiento de la muerte del individuo llorado para recordarnos con fuertes impresiones la vida inmortal de la Naturaleza, indicando así, sin necesidad de emplear pensamientos abstractos, que la Naturaleza no es más que el fenómeno o también la realización de la voluntad de vivir." Schopenhauer dixit.
La Naturaleza es lo que pervive, el Arte la refleja.

pilar dijo...

diferentes culturas, diferentes objetivos...el Arte, común denominador, la Naturaleza su inspiración.

gracias Conchita, besos