viernes, 28 de enero de 2011

la chica de teatrillo pobre


Él busca a otra,

Ella, ya no busca nada... en sus ojos fijos y vagos solo hay vacío...


Los tilos que adornan la alameda eran todo su mundo, su primavera y su verano, su otoño y su invierno... había paseado su sombra debajo, y contemplado sus ramas desde arriba...


Su mundo de veinte años escasos se había oscurecido despacio, se había tornado denso y gris como una tarde de invierno, como esa madrugada lechosa que enfiló errante, inestable y quizá por última vez hacia su buhardilla de ventana pobre.

pfp






"No poseen nada en propiedad, ni siquiera el excentrico aderezo que sirve de condimento a su belleza"


"Salones y otros escritos sobre arte" Charles Baudelaire





Fotografía: La bebedora de absenta. Obra de Edgar Degas 1875

8 comentarios:

Josefina dijo...

Soledad...

Miro este cuadro de Degas inistentemente y, después, me quedo quieta, como formando parte de la escena para profundizar en ese vacío tan bien captado de la muchacha, casi una niña, con la que nos une un sin fin de sentimientos.

Tristeza...

GLÒRIA dijo...

Querida Pilar:
Un Degas en el que la joven no baila ni parece tener deseo alguno de hacerlo nunca. ¡Qué bien has captado sus sentimientos en tu texto y qué estupenda también la síntesis que hace Baudelaire!
Un placer ver arte con vos.

Joaquim dijo...

Si está triste por el pájaro que tiene sentado al lado, que no se preocupe, estoy seguro que encontrará su Rodolfo en cualquier escalera a oscuras, de un frío invierno parisino.
El amor siempre surge

Barbebleue dijo...

"Vivo sola, solita; ahí,
en una pequeña habitación blanca,
miro a los tejados y al cielo.
Y, cuando comienza el deshielo,
el primer sol es mío,
¡el primer beso de abril es mío!"
-Mimí-

pilar dijo...

El ajenjo, asensio, ajorizo, artemisia amarga o hierba santa (Artemisia absinthium L., en latín medieval aloxinus) es una planta herbácea medicinal, es una especie de las artemisia, nativa de regiones templadas de Europa, Asia y norte de África. Conocida desde muy antiguo ya por los egipcios, transmitida después a los griegos, esta hierba ha sido denominada la "madre de todas las hierbas" en la obra "Tesoro de los pobres"[1] dadas sus múltiples aplicaciones curativas. Se utiliza como tónico, febrífugo y antihelmíntico, así como en la elaboración de la absenta.

A mediados de 1800 el Dr. Valentin Magnan, probó aceite de ajenjo en animales y descubrió que les provocaba ataques epileptoides que eran distintos de los causados por el alcohol, dado que estudiaba los efectos del alcoholismo. Magnan estudió 250 alcohólicos notando que los que ingerían la bebida de ajenjo padecían de alucinaciones y convulsiones.

La absenta o ajenjo, apodada la Fée Verte ('El hada verde'), es una bebida alcohólica de ligero sabor anisado, con un fondo amargo de tintes complejos debido a la contribución de otras hierbas. Cuando se le añade agua fría, la bebida se transforma en la esencia lechosa louche. Comenzó siendo un elixir en Suiza, pero donde se hizo popular fue en Francia debido a la asociación entre los artistas y escritores románticos que tomaban esta bebida en el París de la última parte del siglo XIX hasta que se prohibió su producción en 1915.
(Wiki)

okupa dijo...

Inquietantes texto y reproducción, como tantas cosas hermosas.

petons

Por cierto la absenta que nos servían en el Marsella de la calle Sant Ramón, yo creo que era ricard de garrafa.

Assur dijo...

En casa -y de toda la vida- mi madre siempre tuvo una botella de absenta en la cocina. En mi casa, junto al jerez seco y al brandi (en la "intimidad" continuamos llamádolo conyac) en la cocina siempre hay una botella de absenta. No era para ella -ni lo es para mí- imaginable una sopa de pescado, como esta sin el toque (digo toque, ¿eh?) de la absenta.

Hubo unos años en los que no se encontraba absenta. Algo oí que estaba prohibida su fabricación a causa de un ingrediente que era alucionógeno, hasta que volvieron a fabricarla sin este elemento. Lo lo sustituí, mientras tanto, por Pernod, pero no era lo mismo.

CAS dijo...

Si..como dice Josefina, contemplando esta pintura, uno comprende...comprende muy bien la tristeza y la soledad.
un abrazo