viernes, 20 de noviembre de 2009

tostadora connection 3, el nieto




Salí de casa de la viuda metida malamente en una vieja bolsa de hipermercado junto a la minipimer, un par de sartenes usadas, y mi compañero de cautiverio el pasapurés. En tan selecta compañía, pensé que íbamos directamente a la basura...

Pero no, aquel chaval me llevó a vivir a una casa que compartía con tres amigos más. Teóricamente eran estudiantes, pero yo nunca vi libro alguno en sus manos, ni he visto más verbena y más jarana que la que vi en aquella casa en el tiempo que compartí mi vida con ellos.

Fue mi mejor época, sin duda. El nieto me utilizaba a diario, a diferencia de su abuelo, las tostadas las untaba sabiamente con un tomate maduro que cortaba por la mitad y les añadía un chorrito de aceite y una pizca de sal. Indiferente a la hora que se levantara, ni la prisa que tuviera no salía de casa sin comer el susodicho pan con tomate y beberse un vaso de leche con chocolate.

En aquella casa, escuché música de todas las especies, conversaciones trascendentes e intranscendentes, oí elucubraciones de todas clases, opiniones y experiencias, discusiones apasionadas sobre fútbol... y allí, reunidos los chicos a la mesa redonda de la cocina, contemplé interminables partidas de Mus, que se prolongaban hasta la madrugada entre cubatas y humo de tabaco...


La fiesta duró casi dos años, lo que no está nada mal para una fiesta. Todo terminó cuando el padre del nieto, osea el yerno de la viuda, se presentó un día en casa de improviso, y le cantó a su hijo las cuarenta en bastos... A consecuencia de aquello, los chicos dejaron el piso y en su lugar llegaron un par de pintores y una mujer de la limpieza que dieron un nuevo aspecto a la casa, en la que se instaló una pareja joven de la que no tenía referencia alguna.


(continuará)
cosas que pasan. Tostadora connection. pfp


Fotografía: Obra de Sigmar Polke

7 comentarios:

pilar dijo...

miedo me da defraudar a la audiencia con estas confesiones tan cotidianas de mi amiga la tostadora, que por cierto tag, (es la misma que viste y calza así como es la actual propietaria).

un beso a toda la audiencia susodicha, con o sin comentarios, gracias por visitarme

pilar dijo...

se me olvidaba deciros que la "tostadora connection" es en realidad una exusa para presentaros estos artistas del pop-art, amenos, divertidos, y algunos más profundos de lo que sus obras colorista y un punto intranscendentales dejan ver a primera vista

GLÒRIA dijo...

Pilar,
Lo tuyo es enseñarnos arte moderno mientras nos entretienes lo cual es muy loable pero...yo ya temo por esta tostadora que he hecho mía puesto que los artistas modernos -muy interesantes- tienen vida para largo.
Pilar, no me había atrevido a decírtelo: Soy la vieja cafetera. Por favor, arréglalo como puedas pero déjame vivir!!!

javi duque dijo...

esta me ha molao... me ha recordao a algo, no se a qué... jaja.

keep on!!

tag dijo...

Ningun miedo, Pilar.
Tu no defraudas nunca y la tostadora tampoco.

Los artistas que nos presentas, si, desde luego son interesantes de conocer.
De momento mis preferidos son James Rosenquist y Alex Katz.

Para que veas que tus enseñanzas no caen en saco roto.Y tambien me fijo en los artistas modernos.

Besitos

Joaquim dijo...

Esta tostadora es directa heredera de un película donde el protagonista era un Rolls Royce, que iba pasando de mano en mano.
Colbran me daría una colleja por no explayarme más con la peli.
Veremos que ajetreada vida le espera a la tostadora con la joven pareja, mientras la colección de excelentes "liebres" pasa por delante de nuestros admirados ojos.

Assur dijo...

Lo de la tostada "sucada" con tomate, hilillo de aceite i sal me parece perfecto..., pero con esa especie de Cacaolat casero...

¡Ui, hola, Pilar!... No te había dicho nada aún desde que he empezado a leer esta serie, pero la "barrecha" que hace el chaval es merecedora de tarjeta amarilla.

Voy a continuar leyendo.