martes, 9 de noviembre de 2010

the Turn of the Screw


The turn of the screw, (La vuelta de tuerca), tercera ópera de cámara compuesta por Benjamín Britten para el English Opera Group, fue estrenada en la Fenice de Venecia en 1954. Basada en una novela de Henry James cuyo fin era crear una "atmósfera del mal" y cuya interpretación final se deja al lector.
Britten y Myfanwy Piper potenciaron aún más en la música y el libreto la ambigüedad entre fantasía y realidad. A la incertidumbre del contenido le corresponde paradojicamente una construcción formal muy rigurosa: ocho pequeñas escenas en cada uno de los dos actos, unidas mediante interludios instrumentales a modo de Variaciones de intensidad creciente, cuyo Tema es la primera escena. Cada una de las Variaciones refleja una nueva vuelta de tuerca musical en una vorágine psicoterrorifica de consecuencias imprevisibles.
La partitura, interpretada por una reducida orquesta de trece músicos reproduce una atmósfera espectral y acompaña las voces de los inclasificables protagonistas dándoles un matiz espectral, sobrenatural, a cada uno ellos.


Fuente del texto: Programa de mano. Teatro Real, Madrid
...
Fotografía: obra de Arthur Haden


6 comentarios:

CAS dijo...

Me quedo pensando en el adjetivo "inclasificables"... Un abrazo.

tag dijo...

Pues fijate Pilar, que esta opera y yo nacimos el mismo año.
Ya ha llovido unas cuantas veces, jajaja.

¿Sabes que me he apuntado a un curso en el Politecnico de "Iniciación a la Opera" ?
Empieza en febrero, y espero entonces comprender mejor tus entradas y las de Atticus.

Aunque estoy muy liadilla y no tengo tiempo de entrar mucho a los blogs, te leo.

Besitos

pilar dijo...

querida Cas, ¿demasiado largo el palabro?,
a veces me quedo sin palabras, y la única que se me ocurre es larguísima, ¡paradoja¡

tag, creo que disfrutarás mucho con ese curso de iniciación a la ópera, yo es lo único que sé de ópera, disfrutarla...

Joaquim dijo...

Inquietante y maravilloso relato, que Britten trasladó a la ópera de manera admirable.
Cuando nos la hicieron el el Liceu en el exilio (Teatro Victoria) quedé maravillado.

pilar dijo...

yo también ví esa producción Joaquim, la del Real todavía es más axfisiante...

Lois y Clark dijo...

Gracias por tu visita a nuestra redacción, sobre todo teniendo en cuenta que estamos tan lejos (jaja).

Besos