domingo, 28 de noviembre de 2010

fortuna

La Fortuna

Apoyada sobre una esfera, parece navegar por el mar. La diosa puede traer la dicha o la desgracia, dualidad que muestra el pintor en el contraste entre la calma y la tempestad. Alude a la incertidumbre que resulta de las pasiones.


Fotografía: Óleo sobre lienzo, 182,3 x100,5 cm.Taller de Rubens.
Realizada para el conjunto de pinturas que encargó Felipe IV con motivo de la decoración de la Torre de la Parada, en cuyo proyecto también participaron otros autores como Velazquez. A partir de 1636 se enviaron desde Amberes a Madrid más de sesenta obras para esta casa de recreo situada en los montes del Pardo. La mayor parte de las escenas narraban las pasiones de los dioses, según fueron descritas en las Metamorfosis del poeta romano Ovidio y otras fuentes clásicas de las cuales Rubens tomaba habitualmente inspiración. Rubens realizó pequeños bocetos sobre tabla, donde capta la esencia moral de las historias y las actitudes de los personajes. Estos bocetos sirvieron de base para la elaboración de los lienzos definitivos.



RUBENS. Museo Nacional del Prado. 5 noviembre de 2010 - 23 enero 2011





2 comentarios:

GLÒRIA dijo...

Fortuna te deseo yo a tí, Pilar.

CAS dijo...

La fortuna también te deseo, sin las pasiones tempestuosas que hacen ingrato el camino... bueno también nos enseñan tanto!

Un abrazote desde aquí.