lunes, 15 de noviembre de 2010

recuerdos



así tenía los recuerdos


amontonaditos


como leños cortados y apilados cuidadosamente


en un orden razonable


toda una vida


ya





Fotografía y texto: pfp




7 comentarios:

Sneyder dijo...

Los recuerdos son parte de nuestro pasado, y están apilados cuidosamente en un rincón de la memoria, siempre recordamos los buenos, los que dejaron dolor la mente intenta borrarlos arrinconándolos para ser olvidados.

Un beso, que tengas una feliz semana.

Josefina dijo...

Y entre los resquicios de los recuerdos ordenados, viven también aquéllos que, de pronto, en un momento crucial o inesperado de nuestro caminar, surgen como flashes, iluminando lo que parecía olvidado y que dan nueva consistencia a lo que un día fue, y que sustentan nuestro vivir.

Esdedesear dijo...

Discrepo, si me permites Pilar, y aún digo más ¡que más quisiéramos!, tenerlos ordenados como en un cajón y hacer uso de ellos como de los pañuelos, los paraguas, los zapatos, o los abrigos... La memoria, ¿? esa incógnita sobre la que merece tanto la pena pensar, es siempre interesada y construye el relato sobre el que nos asentamos, a veces condiciona demoledoramente las vidas y otras fabrica recuerdos encubridores. Y lo más interesante: los recuerdos olvidados, valga la "refinfoncia", para su repesca está muy bien esta terapia epistolar. En todo caso hay recuerdos muy bonitos ¿verdad? Un beso.

GLÒRIA dijo...

¿Recuerdas cuándo hiciste la hermosa fotografía? ¿Recuerdas cuando al mirarla te sugirió el interesante texto?
Me pregunto si cuando se borra un recuerdo, se modifican todos los que han estado relacionados con él.
Un beso, Pilar.

pilar dijo...

los recuerdos,todos,los reales y los fabricados a golpe de sueño o de deseos dan sentido a la vida... ¿porqué no utilizarlos como pañuelos, cuando necesitamos de ellos?... sin recuerdos reales, imaginados, modificados, encubridores como dice Conchita, la vida no tiene sentido

Sneyder, Josefina, Conchita, Gloria

un abrazo

kundry dijo...

Recuerdos que al arder nos darán calor en los fríos días, o en los días fríos.
Y que acabarán siendo humo de chimeneas.

Barbebleue dijo...

La mente humana (¿racional?) se estructura sobre el manejo de los recuerdos, y su necesidad de generarlos (deseos). Cuando se pierde esa capacidad (¡aysss!) se pasa a otro estado, mucho más etéreo.

¿¡más madera, pilar!?