jueves, 28 de octubre de 2010

el reino de la Pintura


Durante los siglos XVI al XVIII el área cultural más grande fue el territorio de la monarquía española, el primer imperio mundial. Los Países Bajos eran su frontera septentrional; la Península Ibérica su centro y América su frontera occidental, además de los asentamientos españoles en el este de Asia, donde Manila era su centro.

La pintura española era ella misma un conglomerado que incorporaba artistas y obras procedentes de los Países Bajos e Italia, entonces bajo el control español. Sus producciones llegaron al Nuevo Mundo en grandes cantidades.

Pintores españoles, flamencos e italianos realizaron el peligroso viaje a América y trasplantaron sus personalidades artísticas a suelo americano. Y durante el siglo XVII los pintores nacidos en el Nuevo Mundo transformaron las fuentes españolas y europeas que tenían a su disposición para proponer una interpretación propia de la cultura visual europea, una visión que se diferenciaba con claridad de la que habían heredado.



Pintura de los reinos es una exposición organizada con motivo del Bicentenario de los movimientos de independencia de las repúblicas iberoamericanas, que refleja a través de más de un centenar de piezas la relación cultural de Europa, especialmente España con los virreinatos americanos en los siglos XVI al XVII a través del lenguaje pictórico.


Fuente del texto: Catálogo de la exposición


Fotografía: Arcangel San Miguel. Óleo sobre lienzo, 172 x 114 cm. Forma parte de una serie de ocho arcángeles arcabuceros de autor anónimo, encargado y realizado en Lima, con destino a la Hermita de Nuestra Sra. de Allende en Ezcaray (La Rioja), donde actualmente se conservan.

1 comentario:

CAS dijo...

...la visión del Viejo Mundo por el Nuevo Mundo, de la mano de sus maestros, la visión de los discípulos, resulta interesante y satisfactoria.
un abrazo