viernes, 8 de octubre de 2010

Carmen de Córdoba (1917-1920)



Julio Romero de Torres - Córdoba 1874-1930-

Como escribe en su ensayo Fco. Zueras Torrens, las características principales de su obra están repletas de contenido y profuso estudio de cada elemento presente en el cuadro. Así, éstas se pueden resumir en:

"Simbolismo - Precisión de forma y dibujo- Luz suave en ropajes y carnes - Extraña luz de escenarios - Poética artificiosidad de escenarios - Dominio de la morbidez - Capacidad enorme para representar la figura humana - Paisajes que refuerzan el simbolismo - Paisajes donde la realidad se convierte en alegoría - Paisajes listos para ser degustados por el alma "sin detenerse en la superficie coriácea de las cosas - Paisajes desmaterializados para su última vivencia con el espectador"

...

Carmen de Bizet

La España tópica, es el escenario que Georges Bizet (París 1838-1875) eligió para Carmen, su ópera póstuma, basada en una breve historia de Próspero Mérimée, con libreto de Henry Meilhac y Ludovic Halévy.
El estreno de esta obra tuvo lugar en la Opera Cómica de París, el 3 de marzo de 1875, fue un éxito, a pesar de que se haya difundido la falsa idea de su relativo fracaso. Fueron treinta y siete las representaciones que siguieron al estreno.
Carmen pertenece a "La Opera Comique" francesa tradicional, en la cual, arias y coros están entrelazados con diálogos hablados; un rasgo similar puede ser encontrado en los "singspiels" alemanes. Para la primera producción vienesa en octubre de 1875, meses después del fallecimiento del autor, un amigo de este, Ernest Guiraud, reemplaza los diálogos por recitativos y suprime parte del texto, incluso altera la instrumentación e interpola un ballet, dando a la ópera un giro hacia "La Gran Opera" con su gran peso emocional. Sin embargo, esta transformación no desbancó a la versión original y hasta el día de hoy ambas siguen en vigencia.


Fotografía: Carmen de Córdoba 1917-1920. Obra de Julio Romero de Torres

7 comentarios:

Josefina dijo...

Es tan nuestra esta pintura, tan "de siempre" que a veces, la olvidamos.
Me gusta y leo que, dentro del contexto estético de su pintura, la constante es la presencia de la mujer en su obra.
Son mujeres que el artista tratará con una especial introspección psicológica en sus miradas. Los ojos de las mujeres pintadas por Julio Romero producen una intensa sensación de misterio. Son esas “miradas empapadas de azahar” de las que nos hablaba Federico García Lorca.

Gracias Pilar.

Joaquim dijo...

A menudo se asocia la Opéra Comique a opera cómica y nada más lejos de la realidad. En "In Fernem" alguna pequeña polémica ha aparecido al respecto, pero tu das en el clavo.
Lo de Comique nada que ver con la comicidad o intrascendencia de la opera, ópera con diálogos, que puede ser tan trágica y conmovedora como la eterna Carmen.

Julio Romero de Torres me pone de los nervios, quizás porqué lo asocio a ese "tan de siempre" que menciona Josefina y que va unido a calendarios del año de la catapún o los billetes de cien pesetas (¿Eran los de 100, verdad?)y a unos colores y señoras, que nada tenían que ver con mi mirada infantil. Era una pintura "exótica"

Cuando me hice mayorcito, continué viendo esa pintura como de cromo rancio. Es evidente que tengo un problema estético y ya han pasado muchos años.

Con 100 pesetas hoy no compras nada. ¡Que cosas!
me he dispersado mucho, pero acostumbrado a las maravillosas liebres que merodean por esta casa, hoy he recibido un cachete. Iba a decir una bofetada, pero en tu casa eso es imposible.
Felices vigilias

pilar dijo...

es verdad Josefina, Joaquim, yo también tengo asociadas estas señoras de Romero de Torres, a los calendarios del año -pum- que por cierto no me gustaban nada, esas mujeres me parecían seres extraños, no encajaban con mi realidad, casi me daban un poco de miedo, porque algo me trasmitían que yo no sabía qué...
el año pasado en Córdoba, en el precioso e interesante Museo de Romero de Torres, (en cuyo jardin, tuve una conversación telefónica contigo ¿te acuerdas Joaquim?) tuve por fín la revelación de su pintura, me entusiasmó, la comprendí, puede como todo en la vida, que no se debe sacar de contexto, pero la breve explicación de Zueras Torrens que incluyo en el post, me ha parecido extraordinaria para asomar a esta Carmen de Córodoba, a este blog mío de liebres de diferentes pelajes...

a los dos, Josefina, Joaquim, un abrazo enorme

GLÒRIA dijo...

Yo también he mirado siempre de reojo a Romero de Torres y nunca puedo separarlo de la copla: Julio Romero de Torres pintó a la mujer morena etc.
Y sin embargo, Pilar, entre el cuadro y el texto, he entendido su arte y, tal vez, por vez primera, he mirado de frente su estupenda pintura.
Así que Gracias y Felices Vigilias, amiga!

CAS dijo...

Es cierto, esa mirada es fuerte e intriga...
abrazos

anonimo dijo...

¿ Si Romero de Torres escribiera, como lo haría ?

http://lit-et-raire.blogspot.com/

pilar dijo...

esccribir juntando letras no sé como lo haría, pero leer en sus cuadros, se puede leer, es muy explícito en sus descripciones, en sus paisajes, en sus mujeres,en sus gustos y sentimientos... ¿no crees?