viernes, 24 de junio de 2011

rojo





Él, eligió el rojo, el color de las cerezas en verano...






Fotografía: obra del artista Esteban Vicente, Turégano Segovia 1903- Long Island 2001. En 1921 comienza a estudiar en la Escuela de BB.AA. de San Fernando en Madrid, donde se relacionará durante esa etapa con miembros de la Residencia de Estudiantes, como García Lorca, Alberti, Buñuel, Juan R. Jiménez, etc.
En esta etapa su obra se enmarca dentro de lo que se denominaba “pintores poetas”, ya que constituían un contrapunto plástico a la poesía de los que acabarán formando la “Generación del 27”. En 1929 marcha a París, donde coincidirá con artistas de la talla de Picasso, Dufy o Marx Ernst.
En 1936, tras un pequeño período trabajando para la República, y casado con una estadounidense marcha a Nueva York, nacionalizándose americano en 1940.
Allí entabla relación con artistas como Rothko, De Kooning, Pollock, Kline y Newman, así como con críticos como Harold Rosenberg, con los que le llega a unir gran amistad. Después de una crisis creativa, su obra desemboca en el Expresionismo abstracto. Gracias a este nuevo rumbo artístico consolida un estilo muy personal e inconfundible, a base de armonías cromáticas vibrantes sobre estructuras vagamente geométricas, sencillas y equilibradas, evitando las formas, incluso las líneas, eliminando el dibujo para concentrarse en la pintura.
La singularidad de Esteban Vicente en el Expresionismo abstracto americano se da fundamentalmente en sus collages, técnica que empieza a utilizar a comienzos de los años 50 y aunque reconocido como un pintor excelente, sus collages alcanzan el rango de excepcionales.



Fue seleccionado para formar parte de las exposiciones más significativas del periodo, lo que hizo que se ganara un nombre dentro de la Primera Generación del Expresionismo Abstracto Norteamericano, al tiempo que desarrolló una importante labor pedagógica en las universidades más prestigiosas de EE.UU.
En 1986 viajó a España, donde su obra era casi desconocida, hasta que en 1987, se realiza una muestra antológica de su obra: “Esteban Vicente, pinturas y collages 1925-1985”. En 1990 se le concedió la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes. En 1997 se celebró una retrospectiva en el Museo Reina Sofía y en 1998 se inauguró el Museo de Arte Contemporáneo Esteban Vicente en Segovia.

4 comentarios:

Barbebleue dijo...

esta liebre de hoy me ha parecido sensacional...

me evoca las notas alteradas de la escala cromática que colorean la música-poesía...

Él, hizo bien en elegir el rojo...

pilar dijo...

o un pentagrama abrasado por el drama de la música-pasión...

Joaquim dijo...

Que el gran Señor del Castillo utilice "liebre", me ha emocionado especialmente.
El rojo anaranjado, intenso,pasional y tórrido, que me asignaste, me gusta y esta liebre también.
Feliz Julio!

Anónimo dijo...

criatura-rojo-pasión

feliz julio, feliz verano, feliz todo

pilar