martes, 16 de junio de 2015

encuentro fortuito












Quizá el viento y el agua no tengan alma, ni intención de crear estas bellas formas... ¿quizá sea unicamente mi voluntad al recogerlas, lo que les convierte en piezas de arte? 

Fotografías:  pfp. Playa de las Catedrales. Peovincia de Lugo. Galicia

5 comentarios:

gloria abras pou dijo...

Indudablemente tu mirada tan especial huye sabiamente de los encuadres y vistas de tarjeta postal de colorines. Tú pareces fotografíar rincones que a otros les pasarían desapercibidos o, simplemente, no los considerarían material fotográfico. Dónde hay palos de madera y cierta desolación tú capturas hermosos dólmenes.

Mil besos!

Esdedesear dijo...

A los gallegos danos una maderiña y un alambriño y lo arreglamos todo. El fondo marino ya lo llevamos en los genes. Tu sensibilidad acrecienta la belleza, más si cabe. Un beso grande, Pilar.

Barbebleue dijo...

Nunca habría reparado en los hermosos y adustos guardianes de las mareas. No soy artista.

pfp dijo...

quizá la "culpa", la tenga el ojo de espectadora de arte contemporáneo... nunca me había encontrado tan bellas piezas, en tan inigualable entorno...

Gloria, Conchita, barbazul... gracias por vuestras preciosas palabras, yo no soy
poeta...

besos a los tres

pilar

virgi dijo...

De veras una gozada esta entrada, tiene un poder ancestral.
Un abrazo