martes, 31 de marzo de 2015

mirada



Mujer saludando a los árboles

Lo normal es que nadie
se dé cuenta al principio.
Me ha dado por maravillarme
de los árboles del parque.
Algo puedo deciros:
son hermosos
y lo saben.
También están exhaustos,
cientos de años
atascados en el mismo lugar:
hermosos paralíticos.
Cuando estoy a sus pies
sienten que los observo,
miran cómo agito mi necia
mano, y envidian la alegría
de ser un blanco móvil.

Los ociosos que pueblan los bancos
empiezan a fijarse.
«Hay gente para todo…»,
se oye decir.
Muchos tienen los ojos
perdidos en el suelo,
como si de verdad no hubiera nada
que mirar, hasta que
ahí va esa mujer
saludando a las ramas
de estos viejos árboles. Alzad
la frente, amigos, mirad arriba,
puede que veáis más
de lo que nunca os pareció posible,
justo ahí donde algo
la saluda tal vez para decirle
que ha visto lo maravilloso.

Dorothea Tanning





Ilustración:  Anne y Patrick Poirier, nacidos respectivamente en 1941 y 1942, forman una pareja de artistas franceses. 

4 comentarios:

Barbebleue dijo...

el poeta,
maravillado por lo maravilloso,
podría escribir poemas en una hoja,
al ser uno más uno un Universo.

pfp dijo...

cada hoja es un poema... un árbol un Universo¡

besos barbazul

gloria abras pou dijo...

Muy hermoso y muy cierto. Yo tengo una tiernísima debilidad por los árboles, paraguas que mojan, sombras que invitan a casi todo, escuchar música, leer y siempre amar.
Beso, Pilita.

pilar fdez.-pinedo armendariz dijo...

Gloria, muy hermoso y muy cierto tu comentario

un abrazo enorme,

de pilita