lunes, 11 de noviembre de 2013

Yo, Mahoma


Yo, Mahoma, afirmé que el mundo en el principio de su creación , había sufrido las sacudidas de un temblor tan fuerte, que Dios tuvo que colocar encima de él las montañas a fin de reforzarlo. Mis palabras fueron las siguientes:

"Preguntaron los ángeles: " ¡Oh, Dios¡ ¿existe en tu Creación alguna cosa más fuerte que las montañas?" Y Dios respondió: "Sí, el hierro es más fuerte que las montañas, pues las puede romper". Preguntaron los ángeles: " ¡Oh, Dios¡ ¿Existe en tu Creación algo más fuerte que el hierro?." Y Dios respondió : Sí, el fuego es más fuerte que el hierro, pues lo puede fundir." Preguntaron los ángeles: ¡Oh, defensor nuestro¡ ?¿Existe en tu creación algo más fuerte que el fuego?" Respondió Dios, : "Sí, el agua supera al fuego, pues lo apaga y convierte en frío." Entonces preguntaron los ángeles: "¡Oh Dios¡ ¿Existe en tu creación alguna cosa más fuerte que el agua?" Y respondió Dios: "Sí, el viento vence al agua, pues la pone en movimiento." Preguntaron los ángeles: "¡Oh Protector nuestro¡ ¿Existe en tu Creación alguna cosa más fuerte que el viento?" Y Dios respondió: "Sí los hijos de Adán, cuando con la mano derecha dan una limosna sin que se entere la izquierda, ello, lo supera todo."

Yo, Mahoma. José Maria Gironella



Fotografía: pfp. Cúpula central y linterna, de la Gran Mezquita del Sultan QABOOS. 
Muscate, Oman



6 comentarios:

virgi dijo...

Y que la Luz ilumine el Pensamiento y las obras de los hombres.
Besos besos

Barbebleue dijo...

¿y por qué las limosnas las da siempre la derecha?

pfp dijo...

quién te lo ha dicho, barbazul? ; " que tu mano derecha no se entere de lo que dá la izquierda!"

eso, Virgi, a ver si clarea y nos ilumina, besos.

gloria abras pou dijo...

¿Gironella?
Nunca he podido con él.

Beso.

okupa dijo...

un post de Okupa, que sabe que tiene una deuda cibernética...

“No te he dado ni rostro, ni lugar alguno que sea propiamente tuyo, ni tampoco ningún don que te sea particular, ¡oh Adan!, con el fin de que tu rostro, tu lugar y tus dones sea tú quien los desee, los conquiste y de este modo los poseas por ti mismo. La Naturaleza encierra a otras especies dentro de unas leyes por mí establecidas. Pero tú, a quien nada limita, por tu propio arbitrio, entre cuyas manos yo te he entregado, te defines a ti mismo. Te coloqué en medio del mundo para que pudieras contemplar mejor lo que el mundo contiene. No te he hecho ni celeste, ni terrestre, ni mortal, ni inmortal, a fin de que tú mismo, libremente, a la manera de un buen pintor o de un Nabil escultor, remates tu propia forma”

Pico de la Mirandola: “Oratio de Dominus dignitate”

pfp dijo...

probablemente, querida Gloria, no tenga comparación con por ejemplo, Pico de la Mirandola...paciencia con migo¡ un abrazo.

okupadísimo¡, gracias por esta joyita que nos dejas. Un abrazo enorme