viernes, 11 de octubre de 2013

violencia callejera




A principios del siglo XVII en Roma, en una época en la que proliferaban los grandes estudios de pintura, ningún artista había creado una causa tan personal que atrajera con tal pasión a sus seguidores  como Caravaggio, pero su éxito inesperado, lo convirtió en un hombre soberbio y vanidoso, a menudo se involucraba en reyertas callejeras, lo que le creó una reputación de hombre agresivo y pendenciero. Sus detractores le odiaban con igual pasión que sus admiradores. 

Crónicas de la época (Van Mander), describen a Caravaggio como un hombre que trabajaba durante dos semanas y salía "durante dos meses, siempre con el estoque a un lado  y escoltado por su sirviente, va de una pista de pelota a otra, siempre dispuesto a discutir y a pelear, hasta el extremo que es imposible llevarse bien con él". La envidia a cualquier artista que se acercara a su estilo o pudiera poner en peligro su supremacía artística, provocaban en él, estallidos de violencia, mofándose de los artistas más tradicionales con comentarios provocadores y fanfarrones, retahílas de insultos vulgares salían de su boca, animando peleas y duelos entre sus jóvenes amigos,la mayoría jóvenes pintores y espadachines.

Dura era entonces la vida en las calles de Roma, y Caravaggio no solo atraía a amigos pendencieros, sino también a rivales resentidos.

Según Carel Van Mander, artista holandés que en 1604 publicó una biografía sobre las vidas de algunos pintores,escribe: "Caravaggio es alguien que tiene poco en cuenta las obras de otros maestros, pero tampoco hace elogio de las suyas. Tiene la creencia de que el arte no es más que una bagatela o una cosa de niños, independientemente de lo que sea y de quién lo haya pintado, a menos que se haya pintado del natural; cree que no puede hacerse nada mejor que ponerse a la altura de la Naturaleza"


Ilustración: Martirio de San Mateo. 1598-1601. Ubicado en la Iglesia de San Luis de los Franceses. Roma. Obra de Caravaggio.


5 comentarios:

gloria abras pou dijo...

Pilar:
Porfa, sigue por ahí que para mí esto será como un pequeño máster sobre Caravaggio, pintor que me deslumbra.
Más besos!

pfp dijo...

Voy a intentarlo, Gloriá, fascinada como estoy leyendo una magnifica biografía sobre su vida y obra.

besos

virgi dijo...

Sus dos obras en esa iglesia son una maravilla, sí!
Besos besos

okupa dijo...

petonets...ça va?

esto es una manicomio...

pfp dijo...

afotunada tú, Virgi, besos

okupa, seny i petonets¡