martes, 24 de abril de 2012

la libertad de paul éluard




Sobre mis cuadernos de colegial
Sobre el pupitre y los árboles
Sobre la arena de nieve
Escribo tu nombre

Sobre  las páginas leídas
Sobre  las páginas en blanco
Piedra, sangre, papel o ceniza
Escribo tu nombre

Sobre las imágenes doradas
Sobre las armas de los guerreros
Sobre las coronas de reyes
Escribo tu nombre

Sobre la selva y el desierto
Sobre los nidos y las retamas
Sobre el eco de mi infancia
Escribo tu nombre

Sobre las maravillas de la noche
Sobre el pan blanco de los días
Sobre las estaciones enamoradas
Escribo tu nombre

Sobre todos mis lienzos de azur
Sobre el estanque  al sol enmohecido
Sobre el lago de luna viva
Escribo tu nombre

Sobre los campos y el horizonte
Sobre las alas de los pájaros
Y sobre el molino de sombras
Escribo tu nombre

Sobre cada soplo de aurora
Sobre el mar sobre los barcos
Sobre la montaña demente
Escribo tu nombre

Sobre la espuma de las nubes
Sobre el vapor de la tormenta
Sobre la lluvia espesa, insípida
Escribo tu nombre

Sobre las formas centelleantes
Sobre las campanas de colores
Sobre la verdad física
Escribo tu nombre

Sobre las rutas desplegadas
Sobre las carreteras
Sobre los lugares desbordados
Escribo tu nombre

Sobre la lámpara encendida
Sobre la lámpara que se apaga
Sobre mi casa fundida
Escribo tu nombre

Sobre el fruto cortado en dos
Habitación y espejo
Sobre mi cama vacía
Escribo tu nombre

Sobre mi perro goloso y tierno
Sobre sus orejas peinadas
Sobre su pata torpe
Escribo tu nombre

Sobre el resorte de mi puerta
Sobre los objetos familiares
Sobre el mar de fuego bendito
Escribo tu nombre

Sobre la carne viva
Sobre la frente de mis amigos
Sobre la mano tendida
Escribo tu nombre

Sobre el  cristal mágico
Sobre los labios ablandados
Por encima del silencio
Escribo tu nombre

Sobre mis refugios aplastados
Sobre mis faros destruidos
Sobre los muros de la melancolía
Escribo tu nombre

Sobre la ausencia de deseo
Sobre la soledad desnuda
Sobre los peldaños de la muerte
Escribo tu nombre

Sobre la salud recobrada
Sobre el riesgo 0culto
Sobre la esperanza sin recuerdos
Escribo tu nombre

Y por el poder de una palabra
Reinicio mi vida
Nací para conocerte
Para nombrarte
Libertad

Paul Éluard


Fotografía: "Deux femmes"obra de Picasso






11 comentarios:

maac dijo...

Eso es lo que hay que hacer, para que no se nos olvide que existe, o que debería exisitr.

Sneyder dijo...

Te amo por todas las mujeres que no he conocido.
Te amo por todos los tiempos que no he vivido.
Por el olor del mar inmenso y el olor del pan caliente.
Por la nieve que se funde por las primeras flores.
Por los animales puros que el hombre no persigue.

Un pequeño fragmento del poema Te amo de Paul Eluard.

Un cálido abrazo

virgi dijo...

Por encima de todo, imborrable, siempre presente para que no se nos olvide luchar por ella.
Éluard lo abarca todo, parece un himno hermoso y fiero.

Barbebleue dijo...

¿tendrán los poetas respuesta para saber si son compatibles la Libertad y el Amor?

pfp dijo...

creo que en este poema de Éluard la Libertad y el Amor son más que compatibles,... al menos,¿se puede hablar con más Amor de la Libertad?...

Maac, Sneyder, virgi, barbazul un abrazo.

Barbebleue dijo...

... muy inteligente, pilar, pero es posible que la frase no se pueda invertir.

pfp dijo...

los poetas van a su bola, ellos hacen y deshacen sin complejos, para eso son poetas,... pero libertad y amor es tema personal e intransferible, ¿no crees?,...algunos sí ejercen el amor en libertad y como diría nuestra común amiga Conchita "esdedesear"

GLÒRIA dijo...

Un poema precioso que yo le escuchaba a Nacha Guevara hace un montón de años. Y el Picasso tampoco está mal.
Besos!

pfp dijo...

el Picasso es genial Gloria¡¡¡¡¡¡¡ mira a la mujer de verde, (no crees que me parezco algo a ella?), hasta tengo un vestido muy parecido que me pongo cuando quiero arrasar¡¡¡

besos...

Joaquim dijo...

A ti no te hace falta vestido para arrasar, y que se interprete correctamente el piropo, criatura, que ya sabes que anda por ahí mucho perverso suelto, pero la próxima vez que te dignes visitarnos, no te olvides meter ese vestido en la maleta.
Un petó
Ah! se me olvidaba, la libertad y el amor creo que tienen una convivencia tensa.

pfp dijo...

ay, Joaquim, como se nota que sabes de amor y de libertad¡¡¡

prometo vestido verde y abrazo fuerte.