miércoles, 14 de marzo de 2012

sueños hechos pintura


Mirando sus cuadros parece Chagall haber sido feliz, trasciende su alegría y gusto por su oficio de pintor inclasificable. 
Se apropia  Chagall de técnicas, colores, músicas y estilos, para disfrutar pintando sus sueños en total libertad, para ilustrar La  Biblia o Las Mil y una Noches, Cuentos y Fábulas,  para narrar  la vida de un Circo, las tradiciones y costumbres  de su pueblo natal  Vitebsk o la belleza de París ciudad que tanto amó. Para finalizar su larga vida  recogiendo la luz y el color del Mediterráneo desde el  pueblecito de Saint Paul al sur de Francia.


Fotografía: Chagall, decorador de ensueños.


www.museothyssen.org/microsites/exposiciones/2012/chagall/ 




4 comentarios:

virgi dijo...

Chagall no es de mis preferidos, pero indudablemente supo llevar adelante su manera personal de ver el mundo y plasmarlo. Con sus colores, figuras volantes, casas, animales, recuerdos de infancia...creó todo un universo muy original.
Pilar, un abrazo

GLÒRIA dijo...

No diría que Chagall me entusiasma pero tampoco me disgusta.
Besos de colorines.

pilar dijo...

a mí siempre me ha parecido un pintor de "fantasías", de "cuentos", de "sueños", y sin considerarlo uno de mis pintores geniales, siempre me ha gustado, más ahora, después de esta extraordinaria exposición que ha organizado la Thyssen con CajaMadrid.

Virgi, Gloria, besos a las dos

kundry dijo...

Pues para mí, desde la primera vez que supe de él, es uno de mis favoritos. Tiene un algo que, además de parecerme genial, me llega muy dentro y me emociona.
La exposición Thysen - Caja Madrid me parece indispensable...