viernes, 2 de marzo de 2012

futuro incierto



Al salir, cerró la puerta de la entrada con doble  llave. En la cocina, quedó  atrapado  el aroma del café de la mañana  y en el cuarto de baño el espejo empañado por la ducha caliente y el olor de su colonia,… en su armario dejó colgado  el batín estampado de pequeñas flores azules y el camisón doblado bajo la almohada de su cama recién hecha,…quedaron  cerradas las puertas de las habitaciones vacías, y en oscuridad total el largo pasillo de  tarimas  crujientes y  radiadores fríos,... en las sillas del  vestíbulo quedó sentado el perfume inconfundible de la tapicería antigua, y en la pared, el gran reloj negro, agotando su cuerda...

Cerró la puerta con doble llave,  y arrastró ligera su pequeña maleta granate, sintiendo una difusa esperanza  de poder algún día volver.

pfp

Fotografía: marea baja.  pfp


8 comentarios:

alfredo dijo...

Dibujo con aromas y colores de una salida de un mundo tan personal, que cuesta creerlo.
¿No dejaría alguna luz encendida que la obligase a volver?

Bella fotografía de un abandono... ¿o huida tal vez?

Besos

GLÒRIA dijo...

Pilar:
¡Qué hermoso travelling a contraluz! Veo la silueta de espaldas arrastrando la maleta, se escapa un poco de aroma a café como queriendo perseguir la sombra de quien se va, de quien se escinde con dolor y esperanza, de quien sale a la calle, cierra de un golpe seco, aspira el aire y, con atención, escucha el suave ruido de sus pasos dentro.
Beso.

pilar dijo...

Alfredo, Gloria, gracias, y besos para los dos

Barbebleue dijo...

desolador, incluso violento; como embocar un oscuro callejón, con dos maletas.

aunque, pecando de optimismo, sería peor un pasado incierto y un futuro con doble llave...

ps: las arrugas de la marea, bellísimas.

pilar dijo...

mejor pecar de optimismo Barbazul y mirar atrás, lo justo...

Joaquim dijo...

Sí dejó el batín en el armario y el camisón debajo de la almohada, volverá, no lo dudéis, ambas prendas cabían en la pequeña maleta.
La bellísima fotografía tiene resonancias de friso de guerreros babilónicos.
Un petó

pilar dijo...

es verdad Joaquim, ¿quién deja un camisón, un pijama bajo la almohada si sabe que no va a volver?

virgi dijo...

Vuelve seguro. No se deja esa luminosidad que se percibe, para no regresar.
Besos, Pilar