jueves, 20 de octubre de 2011

por fin

20 de octubre de 2011, ETA declara un cese definitivo de su actividad.



Para la libertad sangro, lucho, pervivo.



Para la libertad, mis ojos y mis manos,


como un árbol carnal, generoso y cautivo,


doy a los cirujanos.



Para la libertad siento más corazones


que arenas en mi pecho: dan espumas mis venas,


y entro en los hospitales, y entro en los algodones


como en las azucenas.



Para la libertad me desprendo a balazos


de los que han revolcado su estatua por el lodo.


Y me desprendo a golpes de mis pies, de mis brazos,


de mi casa, de todo.



Porque donde unas cuencas vacías amanezcan,


ella pondrá dos piedras de futura mirada


y hará que nuevos brazos y nuevas piernas crezcan


en la carne talada.



Retoñarán aladas de savia sin otoño


reliquias de mi cuerpo que pierdo en cada herida.


Porque soy como el árbol talado, que retoño:


porque aún tengo la vida.


Miguel Hernandez

 
http://www.youtube.com/watch?v=grdTe5IZqkY

10 comentarios:

alfredo dijo...

Siempre recordaré esa familia de esa próxima victima de ETA que ya no lo será nunca.

Ha merecido la pena, no las victimas... pero sí la pena.

Besos

Esdedesear dijo...

Cuando escuché la noticia estaba al volante del coche. Quise parar, abrazarme a la gente. Cuando paré llamé a mis hijos, compartimos la emoción. Como una loca llegué a mi ensayo comunicándoUo a mis compañeros, escepticismo y a otro tema. No los culpo, son muchos años, nos han hecho insensibles. Sé que contigo es distinto. Siento que ya somos nuevamente Uno, sin el corazón partío.¡ Abrazo a todos los que sufrieron por nosotros los que todavía vivimos. Gracias, vuestra pérdida nos honra!Un abrazo muy emocionado para ti Pilar y para todos los que comparten tu blog. Pilar.

Joaquim dijo...

Se acabó y antes que la Sagrada Familia.
Ya era hora, hoy se respira mejor, más fresco, a ver si todos se dan cuenta de eso ya que parece que hay demasiados que no les satisface la noticia.
Qué triste!

Barbebleue dijo...

Aún con posos de escepticismo, hoy hay más LIBERTAD que ayer, y eso siempre es una buena noticia.

Josefina dijo...

Tendremos que vencer el temor que queda como un rescoldo, después de tanto sufrimiento, con una Esperanza firme.

Me abrazo a tí, Pilar...y a todos los que compartimos en este blog, los sentimientos más nobles de nuestros corazones.

pilar dijo...

he sentido hoy, más tristeza que nunca por tanta sangre derramada, por tanto dolor inutil,...

mi recuerdo y me respeto a las víctimas y sus familias.

gracias amigos por acompañarme en este día de emoción.

okupa dijo...

Este es mi relato para este día. como buen okupa, okuparé más de un comentario porque es un poco largo, pero me ha salido así...

EUSKAL DEMOKRATA: fuera la capucha!

Tres asesinos vestidos de forma grotesca, como hacía el Marques de
Villaverde cuando iba de boda, pero en otro estilo, salieron ayer por
la tele para perdonarnos la vida.

Muchas gracias pedazo de psicópatas (ver nota 1): a las potenciales
víctimas siempre les da placer el saber que uno de los suyos no les
va a dar un tiro en la nuca por el morro.

Pero no son los psicópatas los que más han perturbado la vida
cotidiana de los ciudadanos vaso-navarros: al fin y al cabo, entre 44
millones de españoles y los casi tres millones de vasco-navarros
solamente han matado a ochocientos y pico y han herido , tirando por
bajo a unos diez mil,…¡Ya sería casualidad que me tocase a mí!

En realidad, en el día a día, los que mas inquietaban por distintos motivos eran los
partidarios de los psicópatas que te rodeaban en el pueblo, en los
amigos y en la familia.

Estos te controlaban si no eras un cordero sumiso a sus quimeras
asesinas. Durante el franquismo no se les veía por ninguna parte. En
las manifestaciones contra Franco en el pueblo siempre éramos los
cuatro gatos de siempre: sobre todo currelas comunistas, muchos de los
cuales acababan encarcelados por el TOP franquista. Algunos otros
perdían el curro en empresas que dirigían gentes como Garaikoetxea,

Ahora bien: en cuanto acabó el franquismo los psicópatas se pusieron a
matar como posesos, aquellos a los que nunca habíamos visto en las
manifestaciones contra Franco aparecieron como setas hablándonos del Movimiento de Liberación Vasco que iba a liberar a Euskadi de la opresión española y que nos llevaría al paraíso socialista euskaldun , Garaikoetxea, que durante el franquismo
había sido un ejecutivo agresivo de la burguesía Navarra, que llamaba a
los grises para hacerles entrar en razón a los comunistas que tenía en
la empresa, resultó ser del PNV, acabo de presidente de Euskadi, cuando se peleó con Arzalllus montó otro partido , EA, que ha acabado por servir de vientre de alquiler a
Bildu…

okupa dijo...

continua...

Los amigos de los psicópatas impusieron su mando en plaza, mientras
los psicópatas mataban, secuestraban y extorsionaban…En mi pueblo
ocuparon todo el tejido social: el cine club, las asociaciones de
vecinos, las peñas de fiestas etc. etc…

Y empezaron a pasar cosas como estas que me cuenta Kepa:

“Estaba tan tranquilo tomándome una birra con Iñaki, viejo militante
del PCE que había pasado 4 años en la cárcel condenado por el TOP a
raíz de una huelga en 1967 y de repente aparecen diez matones ( y
alguna matona) al frente de los cuales iba un concejal de Herri
Batasuna y nos empezaron a empujar de la barra hasta sacarnos a la
calle . Una vez allí empezaron a darnos de hostias entre gritos en
euskera ( Iñaki,que es euskaldun, me dijo que se notaba que no sabían
vascuence) y gritos en castellano como: IROS A ESPAÑA. Todo ello en
medio de la indiferencia ( o el miedo) de las decenas de personas que pasaban por la calle y que reconocían a la perfección al concejal de ¡CULTURA! que estaba dirigiendo la operación. Nadie le denuncio ni mostró un mínimo de solidaridad con nosotros. Estoy seguro que muchos pensaban que éramos unos fachas a los que nos estaban dando
nuestro merecido.

…”

okupa dijo...

y continua...

A Iñaki le partieron la nariz, a mi solamente me dejaron un ojo morado.

Después de pasar por urgencias le planteé e Iñaki la necesidad de
denunciar el hecho en los juzgados, a lo que me contestó: “Qué fácil
lo ves todo, como se nota que vives en Barcelona desde hace siete
años. Si yo le denuncio a este tipo ahora paso a estar en la lista de
los “liquidables” del pueblo y además estoy gestionando con el
Ayuntamiento el permiso de ampliación del taller y éste maromo forma parte
del gobierno municipal en alianza con el PVN. ¿Quieres que arruine mi
vida? Kepa tu estas soltero y vives en Barcelona, yo tengo un hijo y
una hija y vivo y trabajo aquí…¿No comprendes que no puedo
denunciarle?...En los tiempos de Franco que me tocó vivir, los sesenta
y principios de los setenta, podían detenerte, torturarte e incluso
condenarte como a mi a cuatro años de carcel, y además tenía dieciocho
años entonces…Ahora estos te pueden matar o arruinar la vida y tengo casi
cuarenta años y una familia que sacar adelante”

Le di un fuerte abrazo a Iñaki, se me saltaron las lágrimas, ¡que gran
tipo era Iñaki! ¿Qué le podía reprochar por no querer acompañarme a
hacer la denuncia? ¡Nada! Al contrario lo admiraba profundamente: un
luchador como él zarandeado por una pandilla de matones fumaos. ¡Qué
bien vivía yo en Barcelona bien lejos de esta mierda!... Nos
despedimos y nos fuimos cada uno a nuestra casa.

A los dos días empezaron las fiestas del pueblo. Fui a la ceremonia
religiosa de la misa del santo ( con gafas de sol para ocultar el
moratón del ojo) y me puse cerca del altar porque me gusta la música
que se toca por la orquesta y el coro del pueblo. Estaba justamente
detrás de la corporación municipal .Poco mas allá a mi derecha estaba
el concejal de cultura que me había sacudido. Cuando estaban cantando
el credo, el concejal se volvió hacia mí, me señalo discretamente con
el dedo índice y acto seguido hizo con la mano el gesto de disparar
una pistola. Me dejó helado. A la salida de la misa me emborraché
sólo.


Pocos días después de acabadas las fiestas todavía estaba en el pueblo
ya que me quedaban dos semanas de vacaciones. En el telediario del
mediodía dieron la noticia: habían matado a Jose Luis, el panadero del
pueblo de al lado que surtía de pan una de las panaderías del pueblo,
a la que yo iba a comprar. Lo había visto muchas veces: era un tipo
animoso, había nacido en León pero vivía en el pueblo de al lado desde
hace más de treinta años ya que llegó de crío con su padre que vino a
trabajar en una fábrica de cojinetes muy conocida. Era muy espabilado
y no le costó aprender euskera y como era guapote tenía conquistadas a
todas las etxekoandres de los caseríos de la comarca a las que les
vendía pan a punta pala y a las que seguro las hacía felices.

Unos del CDS de Suarez de Vitoria lo convencieron para que presentase
para concejal. Se presentó pero no salió. ETA cuando reivindicó su
asesinato dijo que era un enemigo del pueblo vasco y un fascista
español…

En su funeral no se llenó ni mucho menos la iglesia. De nuestro pueblo
fuimos seis, y eso que lo conocía todo el mundo, entre ellos Iñaki
con su narizota vendada…NO apareció por allí ninguna de las
etxekoandres a las que les había enseñado lo que es disfrutar…”

okupa dijo...

¡Y acaba!

¡Cuantas historias como la que me ha contado Kepa me vienen a la cabeza viendo a esos tres psicópatas vestidos de forma tan grotesca como el Marqués de Villaverde en la
boda de su hija Carmencita con Alfonso de Borbón, pero en otro estilo!...cietos de miles de historias que dan cuanta del poder de los matones, de la miseria moral de muchos ciudadanos, del comprensible miedo de tantos miles, y del heroísmo de los más valientes.

Parece ser que ya no va a haber más “José Luises”; repito, muchas
gracias psicópatas…

Lo que ahora tiene que ocurrir es que no vuelva a haber más “Iñakis” que
no pueden denunciar una agresión de un concejal de cultura. No puede
volver a ocurrir que la gente mire para otro lado mientras un concejal
de cultura acompañado de unos matones y matonas se dedica a agredir a
dos antifranquistas llamándoles fascistas…

No puede volver a pasar ser que no se llene la iglesia en un funeral
por el asesinato a cargo de los psicópatas de una panadero amoroso…

¡Tienen que dejar de ocurrir tantas cosas en mi querido país!

Démócras vascos: FUERA LAS CAPUCHAS!


(1) El psicópata no es un enfermo. Es plenamente consciente de
> sus actos y nunca es considerado un atenuante en un juicio. El
> psicópata puede ser un amoroso padre de familia y un tierno hijo de su
> mamá. Pero el psicópata tiene un problema irresoluble: deconoce la
> empatía. Al fanático le ocurre algo parecido.
>
> NOTA DOS: Este relato es verídico, los nombres está cambiados, los
> pueblos no se identifican, pero los hecho son exactos...Vamos a

> empezar a quitarnos la capucha: el concejal se llama Arkaitz
> Iruretagoyena...fue purgado por la dirección de Batasuna porque le
> gustaban demasiado los porros despues de ser cuatro años de concejal
> de cutura de.....¡No digo el pueblo, todavía no me he quitado la
> capucha del miedo del todo!
>


J.A. Secretario de la Agrupación digital de C's