lunes, 19 de septiembre de 2016

Cornelia Parker



¿Un objeto cualquiera puede acabar convirtiéndose en Arte?

Esa es la pregunta que podemos hacernos después de contemplar la obra más significativa de Cornelia Parker -Cheshire, Reino Unido 1956-, objetos aplastados, vasijas, instrumentos musicales de metal comprimidos, que luego la artista suspende en el espacio realizando composiciones con hilo de alambre. En sus catálogos suele reproducirse una fotografía que ayuda a comprender su universo; su obra, directa o indirectamente, alude a procesos de descomposición y destrucción.



Verso, (14/09/2016 hasta 12/11/2016) de Cornelia Parker, nace de la publicación del mismo nombre creada especialmente para Ivorypress dentro de su colección LiberArs . En Verso, Parker utiliza el reverso de objetos cotidianos, tomando como punto de partida viejos muestrarios de botones que dejan en el reverso dibujos y caminos, que se transforman en algo que puede significar algo  distinto, extraño y extraordinario.



Cornelia Parker vive y trabaja en Londres. En los últimos años ha realizado exposiciones individuales en la Estación St. Pancras International, Londres (2015); en la Whitechapel Gallery, Londres (2011) y en Norwich Castle Museum and Art Gallery (2004), entre otros. Recibió el premio de dibujo Hugh Casson en 2011, ha participado en las Bienales de Venecia, Sídney y Gwangju y en 2010 se convirtió en Oficial de la Orden del Imperio Británico. Su trabajo forma parte de los más importantes museos de Europa y Estados Unidos como la Tate Modern y el Milwaukee Art Museum. En 2016 realizó el encargo para la última instalación site-specific en la azotea del Metropolitan Museum de Nueva York y ha participado en la muestra colectiva FOUND del Foundling Museum de Londres.





3 comentarios:

gloria abras pou dijo...

Como todo lo que publicas es muy interesante. Mi percepción del Arte es muy clásica aunque entiendo que los artista busquéis siempre formas nuevas de expresión. Yourcenar dice que el tiempo es un gran escultor y yo pienso, el tiempo. a veces, nos proporciona arte en inesperadas esquinas y en viejos garages. ¿O nuestros ojos buscan composiciones y "performances" y acaban viéndolas?

Un beso modernista.

pfp dijo...

querida Gloria, no me cabe duda de que en muchas ocasiones es así, tal y como dices.

besos contemporáneos

virgi dijo...

Me encanta, no la conocía, buscaré más cosas.
Un besote.