miércoles, 10 de agosto de 2016

carta abierta a la Sra. Rosa Regás.



Estimada Rosa:

Cuando por unos días cerré mi blog para unas breves vacaciones, dejando colgado un pequeño dibujo acrílico con una gran llave como protagonista,  no sabía que abriría de nuevo el blog con un  motivo relacionado con  ellas, las llaves.

Paseaba a primeros de este mes de agosto con mi marido y mi  nieto por la céntrica Rambla de Cataluña, disfrutando de una preciosa mañana calurosa pero regalada por una brisa suave que todo lo perdonaba. Era media mañana, caminando y en grandes autocares descapotados, que hacían las delicias de mi nieto, guirilandia tenia tomada las céntricas Ramblas, cuando de pronto advertí que me había dejado en casa el plátano de las doce. El chavalín, (21 meses) tiene un estómago de relojero, así que me dispuse a entrar a una frutería y comprarle el condumio; imposible, no hubo manera de encontrar frutería, ni supermercado en la zona, ni en los finos aledaños atestados de comercios de gran relumbrón. ¡Claro, no están esas lujosas cadenas ni esos hermosos locales, para vender plátanos ni coliflores! allí, el que no vende una camisa por menos de 300€ no es nadie. 

En fin, empujando la sillita del niño nos disponíamos a  poner rumbo hacia la periferia de tan elitista barrio en busca de un supermercado vulgar,  cuando se me apareció una señora en un chaflán de la Rambla Cataluña,  una señora alta, pelirroja, elegante, vestida con una sencilla y amplia  camiseta sin etiquetas, de un color granate indefinido sobre la que colgaba un manojo de llaves no como adorno, sino de forma práctica, la misma que yo utilizo cuando salgo a caminar por el parque cercano a casa, o cuando voy simplemente a por pan... así que, instintivamente te paré pensando que  eras vecina del barrio, -para nada una guiri- y preguntarte  dónde podría encontrar un super o una frutería cercana. En el momento que te tuve frente a frente te reconocí, Rosa, admirada mujer, insigne personalidad, editoria, escritora, y hasta  incluso insigne Directora de la Biblioteca Nacional Española hasta que creíste conveniente presentar tu dimisión.   Te saludé con cariño, yo te había conocido precisamente en un original evento por ti organizado en la Biblioteca Nacional, y después de intercambiar unas amables palabras, me indicaste donde encontrar el super más próximo. Nos despedimos ambas con una gran sonrisa y un par de besos.

Rosa, quiero que sepas, que encontré el super, que compré unos plátanos, que aunque parecían un poco verdes, resultó que estaban en su punto, al decir del buen yantar de mi nieto.

Esas llaves colgadas a tu cuello, querida Rosa, fueron clave de un encuentro fortuito, con quizá, la mejor persona que podría haberme encontrado en ese barrio, en esa mañana de primeros de agosto en Barcelona.

Gracias, Rosa, un par de besos

pilar fdez.-pinedo


7 comentarios:

gloria abras pou dijo...

Pero, Pilita!!! ¿Cómo se te ocurre querer comprar plátanos en zona tan selecta?. Tal vez si hubieras querido caviar o biscuits belges te habría sido más fácil. Por suerte encontraste a esta escritora estupenda y te dio la solución.
¿Guillem tiene ya 21 meses? MioDio!
Preciosa tu carta llena de agradecimiento. Mme. Regàs es eso, una señora.

Besosmil!

Joaquim dijo...

Si te vuelve a ocurrir no creo que te vuelvas a encontrar a la Regàs, yo de ti cogía el teléfono y marcaba mi número. Con decir Joaquim querido ¿No tendrás un plátano por ahí, y te aseguro que salgo raudo y veloz cual rayo berebere (expresión robada del catálogo del señor Bada) con un plátano en la mano a buscaros desde la Via Laietana (más guirilàndia imposible) hacia la selecta Rambla de Catalunya.
Ni me digas que no es tentador, incluso tiene su punto ¿No te parece?
Besos para ti y el resto de la family para la Regas tota la meva admiració.

pfp dijo...

ay, glorichu, que estoy poco entrenada de abuela, pero ya le cogeré el tranquillo!!! a quién se le ocurre irme a pasar al imperio de chaneles y vuitones!?

Guillem tiene ya, además, a una media lengua de trapo, que te mondas de la risa! endulce!!!

besos, Gloria

pfp dijo...

pasear, quería decir.

pfp dijo...

Joaquim, el proximo día, que vaya a Bcn, con plátanos o sin ellos, te llamo cual berebere en el desierto, y nos damos un abrazo, que ya va tocando!!!

un beso grande, y para el Fede, también.

Barbebleue dijo...

llaves de verano y plátano de mañana; encuentro de editoras, íntimo y personal.

lo que no consiga un nieto!!!

bicos

pfp dijo...

el primer nieto, es, como llegar a la luna...

besos barbazul