domingo, 10 de abril de 2016

naturaleza, pintura y belleza





Los poetas griegos y romanos fueron conocidos a lo largo de todo el medievo, pero solamente en la época del Renacimiento, cuando los italianos trataron de recuperar la primitiva gloria de Roma, tales mitos se hicieron populares entre la gente instruida. Para ésta, la mitología de los tan admirados griegos y latinos era algo más que un alegre y delicioso cuento de hadas. Estos hombres estaban tan  convencidos de la superior sabiduría de los antiguos que creían que todas las leyendas clásicas debían de contener alguna verdad misteriosa y profunda.

La persona que encargó este cuadro a Botticelli para su casa de campo, fue un miembro de la rica y poderosa familia Médicis. Él mismo, o uno de sus amigos cultos, explicaría probablemente al pintor lo que se sabía acerca de cómo representaron los antiguos a Venus surgiendo del mar. Para esas personas, la narración de su nacimiento constituía el símbolo del misterio por medio del cual el divino mensaje de la belleza advino al mundo.

[...] 

Venus ha emergido del mar sobre una concha, que es empujada a la playa por el soplo de unos dioses alados entre una lluvia de rosas. Dado que ella está a punto de dar un paso hacia la arena, una de las Horas o Ninfas la recibe con una capa púrpura.

[...]

La Venus de Botticelli es tan bella que no nos damos cuenta del tamaño antinatural de su cuello, de la pronunciada caída de sus hombros, y del extraño modo en que cuelga del torso el brazo izquierdo. O, más bien diríamos que esas libertades que Botticelli se tomó con la naturaleza, con objeto de conseguir una silueta graciosa, realzan la belleza y la armonía del dibujo, ya que hacen más intensa la impresión de un ser infinitamente tierno y delicado conducido a nuestras playas como un don del cielo.

E. H. GOMBRICH

"La historia del Arte contada por E.H. Gombrich" Editorial DEBATE


Imagen: Sandro Botticelli. El Nacimiento de Venus 1485. Temple sobre lienzo 172,5 x 278,5 cm Galería de los Uffizi. Florencia


4 comentarios:

virgi dijo...

Grande Gombrich. Lo cojo a ratos y siempre aprendo.
Besos besos

gloria abras pou dijo...

Gombrich al que estoy agradecida por un libro que me hacía comprensible la Historia. Y es que yo soy muy resistente a una materia tan imprescindible.
Precioso Botticelli i el texto, para mi, siempre esclarecedor.
Gracias, Pilar y un beso.

pilar fpa dijo...

Gombrich, es una mina, un pozo sin fondo... todo pasión por el Arte

besos, Virgi, besos, Glorichu

Barbebleue dijo...

alguien dijo que de la imperfección surge la Belleza...