sábado, 17 de octubre de 2015

inmortalidad


I de inmortalidad, que para algunos poetas constituye una forma necesaria y creíble de compensación. Mientras que, en teoría son desdichados en vida, serán recordados susceptibles de cambiar las modas del lenguaje, y que aquí es donde podría darse una inmortalidad alternativa, menos brillante. Todos sabemos que un poema puede influir en otros poemas, mantenerse vivo en ellos, de igual modo que en él viven unos poemas anteriores. ¿No podríamos decir, por tanto, que un poema triunfa del todo cuando fomenta su propia revisión y provoca su propia desaparición? Si, pero, es esto la inmortalidad, o simplemente una forma resuelta de estar muerto?


Abecedario de un poeta. Por Mark Strand


Imagen: Collage de Mark Strand

4 comentarios:

gloria abras pou dijo...

Precisa la ilustración y muy interesante el comentario. Anoto que tengo que leer a Mark Strand.
Beso.

pfp dijo...

no dejes de hacerlo, Gloria, es escritor de cabecera

besos a la espera de tus aventuras en NY

Barbebleue dijo...

JL Borges nos enseñó que la inmortalidad es una condena; ha de morir el poeta, pero su voluntad es inmortal...

bicos

pfp dijo...

al menos la voluntad, barbazul