lunes, 2 de febrero de 2015

esta mañana



esta mañana después de leer la prensa, me quedo horrorizada por la barbarie, por  la intransigencia que la sociedad actual en toda su diversidad es capaz.
miro el cuadro de Jannis Kounellis, y lo veo distinto de ayer, hoy contiene las cenizas carbonizadas de un hombre joven, un hombre muerto, otro más, por el sinsentido de los fanatismos, cualquiera de ellos... 




Imagen: Jannis Kounellis (El Pireo, 1936) es uno de los creadores europeos más sobresalientes, complejos y contundentes de la posguerra. 
Este griego es uno de los últimos artistas épicos cuyas creaciones y manifestaciones nacen en nombre de ideales y principios: para Kounellis el arte es un campo para la reflexión: el oficio del artista es ver y la pintura es sólo una técnica.
Afincado desde 1956 en Roma, donde estudió bellas artes, Kounellis es conocido por ser uno de los fundadores y representantes más genuinos del arte povera, movimiento con el que participó en numerosas exposiciones, recibiendo un gran reconocimiento internacional.
Su obra de gran fuerza visual y conceptual, es  conocida por incorporar materiales orgánicos e industriales como el hierro, el carbón y el fuego, creando con estos poco convencionales elementos, composiciones de gran contenido poético. 
Sus exposiciones individuales se han sucedido en los más importantes museos del mundo, desde la Galería Nacional de Roma hasta el Museo de Arte Moderno de Nueva York, pasando por el Centro de Arte Reina Sofía o el Museo de Arte Moderno de París.


6 comentarios:

Alfredo dijo...

Me gusta, no sé por qué me ha recordado a Millares y a Guerrero. Tal vez la meteria y la radicalidad en la invasión del color. (aunque de esos hay muchos más)
Besos

pfp dijo...

las arpilleras de Millares, los potentes negros de Guerrero... sin duda Alfredo.
Kounellis no obstante, se distingue de cualquiera de los dos, no sé si conoces su obra, pero te animo, a que le eches un ojo, incluso los dos.

besos también para ti¡

Barbebleue dijo...

la muerte como modelo, como paradigma. Eso es radicalidad.

las musas ya no nos hablan...

pfp dijo...

mudas están, ¡de pena¡

un abrazo barbazul

gloria abras pou dijo...

Una obra llena de fuerza. Pero nada iguala el dolor de tantas gentes a las que no podemos ayudar y quienes podrían poco o nada hacen.
Un beso Pilar.

pfp dijo...

al menos dejar testimonio del dolor...

un abrazo, Gloria