miércoles, 16 de julio de 2014

bóvido


hace mucho calor, moscas y tábanos aterrizan y despegan desde mi lomo sin descanso, niños de un campamento cercano no paran de gritar mientras se mojan en el río, pasan coches y motos estruendosas por la carretera cercana. No es tan fácil para una vaca descansar plácidamente en una tarde de verano; maldición, ¡hay días en los que se me tuerce un cuerno¡...


Fotografía: Vaca, pfp

4 comentarios:

gloria abras pou dijo...

Ocurrente como siempre, Pilar. El enorme animal inspira ternura y ganas de dejarlo en paz.
Un abrazo.

pfp dijo...

bueno, la foto se la hice con cierta aprensión, que estos bichos tienen un arranque muy malo

superabrazo para ti, Gloria

Barbebleue dijo...

juraría que es un mamífero artiodáctilo de la familia de los Bóvidos; eso sí, con un pitón derecho muy peligroso...

una de rumiantes, pfp
¡cosas del verano!

pfp dijo...

bóvido, y me curo en salud, barbazul,...cosas del verano

besos, sin cuernos¡