sábado, 19 de abril de 2014

GRACIAS, GABRIEL



"Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo."

También yo recuerdo aquella tarde remota de principios de los setenta, que paseando por las Ramblas de Barcelona hojeé por primera vez Cien años de soledad; algo había oído de la personalidad mágica de su autor, y cuando leí esta breve  frase con la que se inicia la novela ya no tuve espera, pagué y la leí sin tregua, ni respiración. A lo largo de estos años pasados, la he releído en varias ocasiónes, con la misma emoción.

A partir de entonces a penas tuve espera para leer todos los demás textos que escribió con maestría y con fantasía inigualable el gran Gabo

En su despedida, le dejo como a todos los inmortales a los que adoro, todo mi agradecimiento y admiración por la felicidad, por el placer que me ha proporcionado su genio, por su buen hacer y su real e inagotable  fantasía.

GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ, GRACIAS


Fotografía: cubierta de la primera edición de Cien años de Soledad


5 comentarios:

Alfredo dijo...

Graias por el recuerdo. Parece una tontería, pero cuando lees y relees ese comienzo parecen dos líneas tocadas por la mano de Dios.
Besos

pfp dijo...

parece una obviedad, de tantas veces que lo hemos leído, pero es un inicio de novela tan sensacional¡, me gustaría que alguien que no lo haya hecho se enganche como yo lo hice en aquelllos tiempos...

un abrazo Alfredo

virgi dijo...

Llegué a saberme ese trozo de memoria.
Besos besos

okupa dijo...

Feliz Sant Jordi!

No voy a comprar ningún libro...¡hay tanto por releer! Pero decido coger de nuevo "El quadern gris" de Josep Pla, una de las obras que yo pondría en mi canon personal.

Y referido a GGM, del que uno ha acabado bastante harto de necrológicas, nunca conseguí entrar plenamente en su mundo. Tara mía,of course.


petons i feliç dia!

pfp dijo...

ninguna tara, okupa, ¡para gustos son los colores¡...

Pla también está en mi "ranking ten"

un abrazo