domingo, 9 de junio de 2013

Woyzeck



Woyzeck se escribió a finales de 1830 partiendo de un suceso acaecido en 1824: la ejecución pública en la Marketplatz de Leipzig de Johann Christian Woyzeck, antiguo soldado que había acuchillado a su mujer tres años atrás. Su autor Georg Büchner fue un médico naturalista fundador de una sociedad para los Derechos del Hombre de tendencia anarcocomunista (lo que le costó su exilio a Suiza) y hermano de Luise Büchner, pionera del sufragismo en Alemania. Woyzeck se publicó en folletón en la Neue Freie Presse de Viena en mayo de 1875 convirtiéndose de inmediato en el símbolo vivo de las vanguardias estéticas y políticas.
La pieza teatral que dio origen a la ópera es un conjunto de veintisiete escenas desordenadas y habilmente sintetizadas en quince, por el compositor Alban Berg, responsable de música y libreto. El título de la obra, Wozzeck, difiere del verdadero por una errata en la primera edición.
La ópera se estrenó en la Staatsoper Unter den Linden de Berlín el 14 de diciembre de 1925, contó de inmediato con defensores entusiastas y detractores acérrimos y pronto se instaló en los principales teatros alemanes hasta su prohibición por el nazismo.
Fue una novedad musical absoluta, obra que sintetiza como ninguna otra el espíritu de su tiempo, considerada como un auténtico drama musical en el sentido wagneriano del término.


La música de Berg, nos introduce sin piedad y con fuerza inaudita, en la historia de Wozzeck, un ser débil, alucinado, maltratado por una sociedad injusta, feroz, que embrutece al hombre y lo convierte en un ser irracional, violento,... el hombre aturdido, animalizado, el hombre, sin consuelo, sin alternativas, el hombre sin esperanza...


¿Pero no vivimos acaso un permanente estado
de violencia?, como hemos nacido y nos hemos
criado en el calabozo, no nos damos cuenta ya
de que estamos metidos en el agujero con las
manos y los pies atados y con una mordaza en la boca.

Georg Büchner
(carta del 5 de abril de 1833) 

Obra que está siendo representada en el Teatro Real de Madrid, Temporada 2012-2013



Fotografía: Acto de Amor, 1915. obra de Egon Schiele





5 comentarios:

virgi dijo...

Gracias a la gente lúcida podemos avanzar, aunque otros lo impidan.
Lo triste es que cuesta más avanzar que prohibir.
Muy didáctica, sabía de este personaje, pero menos de lo que he aprendido ahora (o sea nada :)
Besos besos

gloria abras pou dijo...

Llevo toda mi vida oyendo hablar de la obra y la ópera pero no conocía su argumento. Tarde o temprano, como mínimo, la leeré.
Gracias, Pilar.
Besos miles.

pfp dijo...

querida Gloria, de esta ópera hay quien tiene (y con razón), bibliografía para hacer una tesis doctoral, sobretodo en su vertiente musical,pero es cierto que Berg,tuvo una visión futurista y de futuro, al elegir la obra de Büchner, precusora de la mejor literatura escénica del siglo XX. Büchner murió muy joven a los 23 años dejando con Wozzeck un símbolo del devenir de la condición humana. Dicen los que saben que Joyce, Kafka,Musil y Beckett, no fueron más que discípulos de este genial autor dramático.
Con esto querida Gloria, te animo a verla y escucharla y para ello te informo de que existen por lo menos tres DVDs; 1988-coro y orquesta de la Opera Estatal de Viena con Claudio Abbado. 1995- Staatskapelle de Berlin con Daniel Berenboin. 1996-Coro de la opera y orquesta del Museo de Frankfurt con Sylvaiiin Cambreling.

también yo te dejo besos a miles, y a virgi, ¡cómo no¡

Barbebleue dijo...

... pero Berg no solo consigue edificar un adecuadísimo y novedoso lenguaje musical, sino con la adaptación del texto, poner en pie una perfecta estructura dramática... para el porvenir. Ópera IMPRESCINDIBLE.

acertadísimo el Schiele!

pfp dijo...

IMPRESCINDIBLE, más música por favor¡